Un juzgado dicta la primera sentencia absolutoria en Navarra por superar el límite de velocidad

Actualizado 11/03/2008 14:28:09 CET

PAMPLONA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 2 de Pamplona ha dictado la primera sentencia absolutaria en Navarra a un conductor juzgado por superar en 80 kilómetros por hora la velocidad permitida. En concreto, el acusado circulaba a 136 km/h en un tramo con limitación de 50, según el escrito de acusación del fiscal.

El titular del Juzgado le absuelve al estimar que el cinemómetro utilizado puede tener un margen de error del 7 por ciento, por lo que en este caso no puede darse por acreditado que superara los mencionados 80 km/h. Además, la sentencia señala que no ha quedado demostrado que el conductor circulara por un tramo en el que el límite era de 50 km/h.

Los hechos ocurrieron el 7 de diciembre de 2007 en la carretera N-240, después del kilómetro 42 y cerca de Liédena, en dirección Pamplona. El acusado fue sorprendido circulando a 136 km/h en un tramo en el que supuestamente se debía circular a 50, por lo que fue detenido por la Guardia Civil.

El juez señala que la fotografía que acompaña al atestado no es prueba suficiente para determinar el límite de velocidad que existe en ese tramo. Al contrario, dice que la señal vertical con limitación de velocidad de 50 km/h está tomada en sentido Jaca, por lo que no afecta al conductor que circula en sentido Pamplona.

Además, la defensa del conductor presentó un acta notarial en la que se hace constar que en dirección Pamplona hay una señal de limitación de 80 km/h y unos metros más adelante otra de 50 km/h, pero situada "en el itnerior de un carril de desvío para acceder a Liédena".

Así, el juez dice que, atendiendo a la señal de 80 km/h, el acusado sólo habría sobrepasado el límite en 56 km/h y por tanto no habría delito.

Finalmente, recordó que el cinemómetro puede tener un margen de error del 7 por ciento, por lo que el conductor pudo circular a 126,48 por hora y en este caso tampoco habría cometido un delito.

Por ello, el juez dicta sentencia absolutaria, sin perjuicio de las sanciones administrativas que recaigan en el conductor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies