Lizarbe no presentará su candidatura a la secretaría general del PSN

Actualizado 04/10/2007 21:28:24 CET

PAMPLONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Juan José Lizarbe, parlamentario foral y ex secretario general de PSN, no optará a suceder a Carlos Chivite en el Congreso Regional que se celebrará el próximo verano, según anuncia en una carta enviada hoy a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, recogida por Europa Press.

En ella, Lizarbe comunica su intención "firme e inequívoca" de no optar al cargo y lo hace por varios motivos, uno de ellos para evitar que compañeros críticos con la actual dirección sean objeto de "falsas acusaciones" y otro para "no perjudicar ni mínimamente" el trabajo de cara a las próximas elecciones generales.

De esta forma, el también miembro del Comité Federal responde a las "especulaciones interesadas" dentro del partido que le señalan "directamente" como candidato y a quienes identifican a uno de los dos grupos de críticos del partido como "corriente lizarbista", tratando de hacer ver que detrás de la misma existe un "interés personal".

Igualmente, Lizarbe argumenta que su renuncia parte de un "doble convencimiento". Por un lado, la existencia de un "buen número" de compañeros que reúnen condiciones para dirigir el partido y, por otro, la necesidad de facilitar la "configuración de una nueva y amplia mayoría política", que olvide enfrentamientos pasados y permita al PSN recuperar la credibilidad perdida.

MALÉVOLA INTENCIÓN

Lizarbe menciona en la carta que las decisiones sobre la configuración de un gobierno alternativo y los "pobres resultados" electorales fueron los detonantes de la "protesta, frustración y descontento" interno.

No obstante y sin querer reabrir el debate que se cerró con la visita de Pepe Blanco a Pamplona el pasado 1 de septiembre, Lizarbe se detiene en criticar la "malévola" intención de quienes tratan de identificar actuaciones "críticas y leales" con la situación interna del PSN con intereses congresuales o personales.

Asimismo, reprocha que se pretenda igualmente identificar de forma "simplista e infantil" al Foro por el Relanzamiento del Socialismo Navarro con su persona, "en un intento absurdo de inventar un enemigo interno que no existe y de paso evitar la evaluación de la gestión de la dirección regional e impedir el lógico relevo". Al respecto, cuestiona que la dirección actual quiera seguir al frente de partido "como si aquí no hubiera pasado nada".

Lizarbe explica que hace pública su intención para dejar las cosas "muy claras" y evitar que los silencios se malinterpreten y sean utilizados para "desacreditar" a otros compañeros críticos.

"Quienes desde la dirección regional sí están actuando en clave congresual no pueden éticamente de esto mismo a quienes pedidos unidad, autocrítica, cambios y que nadie se vaya del partido", expone Lizarbe en la carta, en la que destaca que quienes piden cambios no son él mismo y "cuatro más" sino "cientos" de militantes socialistas que han visto "defraudadas" las expectativas de cambio de gobierno y no se dan por satisfechos con las explicaciones recibidas.

Para concluir, Lizarbe apuesta por supera las "endémicas disputas internas", preparar el "revelo generacional" sin tirar "a la papelera" a quienes tienen experiencia, ejercer una oposición "contundente y eficaz" y preparar "con ahínco" las próximas elecciones generales, "sin que las perspectivas de cambios del posterior proceso congresual" rete intensidad y capacidad de trabajo. No obstante, también precisa que esta cita electoral no tiene que impedir o ignorar el debate interno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies