El lunes comienza un juicio contra un ganadero acusado de matar a otro al atropellarle en Villafranca

Actualizado 21/03/2009 18:03:42 CET

PAMPLONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lunes dará comienzo en la Audiencia Provincial de Navarra un juicio, con jurado popular, contra un ganadero de Villafranca, identificado como M.S., acusado de matar a otro ganadero de la localidad, A.B.I. de 81 años, al atropellarle el 3 de septiembre de 2007. El fiscal pide la absolución y su internamiento en un centro psiquiátrico durante 10 años, mientras que la defensa la libre absolución.

El juicio arrancará a partir de las 9.30 horas con la constitución del jurado, aunque la vista oral no comenzará antes de las 12 con las exposiciones de las partes al jurado y la declaración del procesorado. El juicio proseguirá hasta el miércoles, día 25 de marzo.

Los hechos por los que se acusa a M.S., que en el momento del suceso contaba con 73 años, tuvieron lugar sobre las 17.00 horas del 3 de septiembre en Villafranca. Según recoge el escrito de la fiscal, el acusado al saber que el fallecido se encontraba en sus fincas, "en una zona rural totalmente despoblada", se dirigió con su vehículo al lugar.

Tras intercambiar con la víctima "unas palabras en relación con las ovejas que se encontraban pastando", el acusado, "con evidente ánimo de atentar contra su vida", se introdujo "a gran velocidad" en la finca de A.B.I. y le atropelló, "pasándole por encima y causándole su muerte inmediata".

Instantes después de ocurrir los hechos, M.S. se presentó en las dependencias de la Guardia Civil de la localidad de Villafranca y confesó lo ocurrido.

La fiscal, que le acusa de un delito de homicidio, pide la absolución del acusado y su internamiento en un centro psiquiátrico durante 10 años al "concurrir la circunstancia eximente de enajenación mental y la circunstancia atenuante de arrepentimiento espontáneo", ya que "en el momento de ocurrir lo relatado el acusado sufría un transtorno de ideas delirantes relacionado con el fallecido que anulaban de manera total sus facultades volitivas e intelectivas" y confesó ante la Guardia Civil que había atropellado a A.B.I.

Asimismo, pide que no se acerque a la localidad de Villafranca en 10 años y que indemnice a los herederos directos del fallecido con 120.000 euros.

La acusación particular, por su parte, pide una pena de 25 años de prisión por un delito de asesinato, la prohibición de acercarse y comunicarse con los familiares y la obligación de no residir en Villafranca en diez años. Además, reclaman una indeminización de 50.000 euros para cada uno de los hijos fallecidos.

La defensa pide la libre absolución del imputado al entender que los hechos ocurridos "son constitutivos de una falta de imprudencia leve con resultado de muerte". De no estimarse esto, entienden que es un delito de homicidio imprudente con vehículo a motor y considera que concurren "la circunstancia eximente de enajenación mental y el atenuante de arrepentimiento espontáneo y arrebato u obcecación".