Ribaforada, escenario de un un programa pionero de convivencia intercultural

 

Ribaforada, escenario de un un programa pionero de convivencia intercultural

Presentación del programa de convivencia intercultural en Ribaforada
EUROPA PRESS
Actualizado 20/02/2017 12:44:10 CET

PAMPLONA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 personas han participado en un proyecto pionero de intervención socio-residencial y mejora de la convivencia desarrollado en la localidad navarra de Rifaborada y que ha sido financiado por el Gobierno foral con una cuantía de 10.700 euros.

Ribaforada presenta una tasa de paro registrado del 15%, superior a la media de la comunidad, y una tasa de población inmigrante del 16%, una de las más altas de Navarra. En el municipio conviven personas de 30 nacionalidades diferentes y de cuatro religiones: católica, evangelista, ortodoxa y musulmana.

El programa ha sido presentado este lunes en rueda de prensa por el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno foral, Miguel Laparra, el alcalde de Ribaforada, Jesús María Rodríguez Gómez, y Esther Baztán, representante de la Fundación Anafe, quienes han puesto en valor la puesta en marcha de este programa.

El proyecto se enmarca en la convocatoria de subvenciones para el desarrollo de acciones de carácter socio-residencial y mejora de la convivencia en entornos vulnerables, aprobado mediante orden foral, ha explicado Laparra. El proyecto ha sido ejecutado por Fundación Anafe con la colaboración del Ayuntamiento.

Entre las conclusiones de la intervención, que ha contado con la participación de más de 200 personas pertenecientes a diferentes grupos de la comunidad local, destacan "la necesidad de potenciar los espacios públicos que propicien el encuentro entre culturas y mejorar el conocimiento de las diversas expresiones culturales".

El trabajo se ha articulado en dos líneas básicas de actuación: la intervención comunitaria intercultural y la realización de un diagnóstico socio-residencial y de convivencia intercultural en el municipio.

Entre las actividades implementadas en la ejecución del proyecto se encuentran el contacto con profesionales de los distintos recursos existentes en la localidad; la coordinación y consenso con estos interlocutores del diseño, la organización y el desarrollo de actuaciones a implementar en el municipio; y la creación de un grupo motor de trabajo a través del cual se ha elaborado un informe diagnóstico.

El grupo motor ha estado formado por líderes sociales, representantes de organizaciones, técnicos y representantes institucionales. Así, ha contado con la participación de técnicos municipales y de los servicios sociales de base, del CPEIP San Bartolomé, la apyma, la Asociación Cali, la Asociación El Encuentro, y representantes de las comunidades musulmana, latinoamericana, senegalesa y de Europa del Este.

EN EL DIAGNÓSTICO

En concreto, ha detallado el vicepresidente navarro, del diagnóstico realizado se desprende el "predominio de una coexistencia pacífica en la localidad". No obstante, "esto no impide que se produzcan algunas actitudes y discursos excluyentes, con especial incidencia en el colectivo magrebí".

Asimismo, "se ha podido constatar una vinculación al ámbito socio-residencial de presencia de personas de etnias y culturas no pertenecientes a las mayoritarias". Así, en la localidad existe "una importante concentración de personas migrantes u otras minorías étnicas en dos núcleos residenciales del municipio, en los que se ha detectado una especial dificultad en el uso y disfrute de los espacios comunes y de las relaciones interculturales entre personas inmigrantes y la población de acogida".

Por otro lado, también se han detectado "algunos espacios de encuentro que tienen un importante potencial para el fomento de la convivencia en la localidad, entre los que destacan el centro educativo, la biblioteca y los diferentes eventos deportivos".

UNA INICIATIVA "CLARAMENTE POSITIVA"

El vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, ha puesto en valor los resultados "claramente positivos" de este proyecto y ha resaltado que la idea es que "haya otros ayuntamientos que demanden este servicio". De este modo, ha expresado el "apoyo" del Gobierno para "trabajar en esta línea en otros municipios".

Por su parte, el alcalde de Ribaforada, Jesús María Rodríguez Gómez, ha destacado que se trata de "un proyecto importante" para la localidad con el objetivo de "mejorar la convivencia" en el municipio, que es "plural y diverso". La localidad cuenta con un porcentaje de población migrada de en torno al 17% y un 42% de esta población proviene del Magreb.

"Esta diversidad cultural y étnica genera dificultades en la gestión de la convivencia, es inevitable, una gestión de la diversidad que se hace en todos los lugares públicos y que requiere esfuerzos, políticas y proyectos tanto de diagnóstico como de mejora", ha remarcado.

También Esther Baztán, representante de la Fundación Anafe, ha valorado la importancia del programa puesto en marcha en Ribaforada, una iniciativa que "abre vías para la convivencia intercultural del municipio y también sirve como método para implantar en otras localidades".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies