La mayoría de candidatos quiere una reforma fiscal "progresiva"

Publicado 21/06/2016 11:14:54CET

Unidos Podemos aboga por que "quienes más tienen paguen más" y PSN cree que no se debe "tocar las rentas de trabajo medias y bajas"

PAMPLONA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos navarros de Unidos Podemos, PSN, EH Bildu y Geroa Bai apuestan por impulsar una reforma fiscal "progresiva" en la próxima legislatura, mientras que la coalición UPN-PP es partidaria de aplicar una nueva rebaja de impuestos tanto para ciudadanos como para sociedades, empresas y autónomos, y Ciudadanos quiere bajar el IVA cultural y "los demás, más adelante".

Así se han posicionado los cabeza de lista al Congreso de los partidos navarros, en declaraciones a Europa Press, en torno a la política fiscal que creen que debe fijarse para estos próximos cuatro años tras la cita con las urnas del domingo.

En concreto, el candidato de la coalición UPN-PP, Íñigo Alli, ha considerado que "si es posible" en la nueva legislatura hay que aplicar una nueva rebaja de impuestos, "de acuerdo con la evolución favorable de nuestra economía". "Somos partidarios de llevarla a cabo, tanto para ciudadanos como para sociedades, empresas y autónomos", ha subrayado.

En este sentido, ha remarcado que "se ha demostrado que no por bajarlos disminuye la recaudación global" y, además, "bajar impuestos dinamiza la actividad económica tanto de las familias, que pueden destinar mayores recursos al consumo, como de las empresas y de los autónomos, que no olvidemos que son quienes generan empleo".

"Cualquier empresa, a la hora de decidir en qué lugar se ubica, tiene en cuenta cuál es la política fiscal de su entorno y, lógicamente, elige la que le resulta menos gravosa. Lo que, desde luego, no se puede admitir, es lo que ha hecho el cuatripartito en Navarra, que ha subido los impuestos de manera generalizada tanto a los ciudadanos como a las empresas", ha sostenido Alli.

UNA REFORMA FISCAL "PROGRESIVA"

Por su parte, la candidata de Unidos Podemos, Ione Belarra, se ha mostrado partidaria de una reforma fiscal "progresiva", que "incremente de manera gradual los tipos marginales del IRPF para las rentas superiores a 60.000 euros, hasta llegar al 55% para rentas de más de 300.000 euros". "Esta medida afectaría sólo al 3,2% más rico de la población y permitiría recaudar un 1% del PIB", ha asegurado.

En cuanto a los impuestos de patrimonio y de sucesiones y donaciones, ha planteado "subir el mínimo exento y establecer una imposición mínima común para toda España". "Reformaremos el Impuesto de Sociedades para acercar los tipos efectivos a los tipos nominales, eliminando los beneficios fiscales a las grandes empresas, e instauraremos un impuesto de solidaridad a las entidades financieras privadas, con carácter extraordinario y transitorio", ha planteado.

A su juicio, "no se trata tanto de subir o bajar los impuestos como de hacerlos más progresivos" y ha opinado que "es fácil aprovechar la campaña electoral para anunciar que se pretende bajar los impuestos". "Lo que nosotros proponemos es que quienes más tienen paguen un poco más para garantizar los derechos sociales de todos y de todas", ha reivindicado.

Por parte del PSN, su cabeza de lista al Congreso, Jesús Mari Fernández, ha asegurado que la reforma fiscal que propone su partido "no modificará los impuestos para las familias con rentas bajas y medias, como sí ocurre con la reforma fiscal del actual Gobierno de Navarra".

"Aumentaremos y reformaremos todos los impuestos sobre la riqueza (patrimonio, sucesiones, bienes inmuebles), Sicav y estableceremos un suelo mínimo obligatorio para todas las autonomías, con el objetivo de que los patrimonios no puedan eludir impuestos desplazándose entre territorios", ha garantizado Fernández, para señalar que también "vamos a establecer un mínimo del 15% de contribución sobre beneficios de las empresas y eliminar deducciones.

El candidato socialista está a favor de subir los impuestos a "los grandes patrimonios y a las actividades contaminantes, y de no tocar las rentas del trabajo medias y bajas". A su entender, "muchas veces se trata no tanto de subir impuestos en sociedades o en patrimonio como de evitar la elusión fiscal". "Hay muchas grandes empresas que contribuyen menos del 10% de su beneficio. Y patrimonios que no contribuyen abusando de distintas modalidades de ingeniería fiscal. Hay que atajar esas figuras", ha apuntado.

"DEBERÍAN TENER COMO MODELO LA REFORMA FISCAL DE NAVARRA"

Desde EH Bildu, su candidata Bakartxo Ruiz ha considerado que, "como mínimo", en el Estado "deberían tener como modelo la reforma fiscal implementada este año en Navarra". A su juicio, "es necesario que los impuestos sean justos y progresivos, de manera que las personas que más tienen y las empresas con beneficios aporten más, e ir en la línea de equiparar las rentas del capital con las del trabajo".

Para la candidata abertzale, "es una irresponsabilidad hablar de bajar impuestos en un contexto electoral cuando desde Europa se anuncian más recortes" y ha recordado que "ya vimos que en 2011 el PP dijo lo mismo, y acabó subiendo el IVA, que es lo más injusto, ya que afecta a todos por igual".

Además, Bakartxo Ruiz ha remarcado que "hay que defender a capa y espada la capacidad y la competencia de Navarra para poder definir su política fiscal, que está siendo laminada por el Estado y por sentencias del Tribunal Constitucional".

El candidato de Geroa Bai, Daniel Innerarity, por su parte, ha apuntado que "antes de lanzarse a hacer una propuesta concreta, tendríamos que conocer a fondo cuál es la situación financiera y la necesidad de financiación de los servicios públicos en el Estado", pero ha destacado que "se puede aventurar que deberá ser una reforma de calado" por "las urgentes necesidades de financiación que existirán cuando se reviertan los recortes de los últimos gobiernos de PP y PSOE".

"El PP aprobó una reforma fiscal electoralista, temeraria teniendo en cuenta la situación económica y las necesidades de financiación y las restricciones que vienen de Europa, e injusta", ha aseverado.

Innerarity es partidario de "reequilibrar los impuestos" y ha defendido que "habrá que subírselos a algunos y bajárselos a otros". A su entender, "lo que no puede ser es que se legisle para los ricos, y cuando se habla de bajar impuestos se les baje a todos por igual". "En política fiscal la igualdad no sirve, se debe aplicar la equidad, si no, seguiremos beneficiando a los ricos", ha reivindicado.

Finalmente, el candidato de Ciudadanos Navarra, Ramón Romero, ha asegurado que su partido "bajará el IVA cultural y los demás más adelante, durante la legislatura". "Tenemos un nuevo déficit de 10.000 millones que nos deja el Gobierno del PP y hay que cuadrar las cuentas", ha recalcado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies