Mendoza dice que el proyecto de orden que regula el PAI otorga "flexibilidad" a los centros

José Luis Mendoza.
EP/PARLAMENTO DE NAVARRA
Actualizado 15/12/2016 16:01:44 CET

PAMPLONA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación del Gobierno de Navarra, José Luis Mendoza, ha manifestado que con el proyecto de orden foral que regulará los programas de aprendizajes en lenguas extranjeras se otorga "flexibilidad y empoderamiento a las comunidades educativas".

Mendoza ha respondido en el pleno del Parlamento a una pregunta oral del PSN sobre los criterios para determinar "el número de sesiones que se recogen en el borrador de orden foral que regularía el Programa de Aprendizaje en Inglés".

El consejero ha precisado que se trata de un proyecto de orden foral, que es "proyecto y revisable", y que regulará los programas educativos de aprendizajes en lenguas extranjeras, es decir, la enseñanza en cualquiera de las tres lenguas extranjeras en la Comunidad foral, inglés, francés y alemán.

Mendoza ha explicado que la normativa no determina un número de sesiones fijo, sino que establece un mínimo y un máximo de sesiones a la semana en lengua extranjera. "El centro, a través de su proyecto educativo, será quien determinará el número de sesiones", ha dicho, para defender que se busca "otorgar flexibilidad y empoderamiento a las comunidades educativas".

Según ha continuado, "se atenderá además con flexibilidad a aquellos centros que sobrepasen la horquilla". "La flexibilidad y la autonomía permite a los equipos docentes adaptar el número de sesiones en cada lengua a las características del alumnado", ha dicho, para señalar que "las realidades sociales, lingüísticas y económicas y los entornos son muy diferentes en toda la Comunidad y en cada comunidad escolar de Navarra".

Así, Mendoza ha detallado que los centros con estos programas deberán elaborar su proyecto lingüístico específico. "Temas como la organización de los centros en cuanto a horarios y plantillas, atención a la diversidad, incorporación tardía... podrán recibir respuestas específicas en cada colegio", ha dicho.

El consejero ha precisado que "obviamente todo será supervisado, avalado y aprobado por los técnicos del departamento, y se asesorará a los centros".

El parlamentario socialista Carlos Gimeno ha manifestado que "aquí nada es trivial" y ha señalado que el consejero "no cree en el PAI y eso se nota". "Saca un borrador de orden foral que establece un retroceso y habla del número de sesiones de entre 6 y 12 sesiones cuando la mayoría de centros tiene más de esas sesiones", ha señalado.

Además, ha continuado, "prevé una salida del programa". "No cuenta con la comunidad educativa, sólo con los equipos directivos, y no cuenta con las familias", ha criticado, para trasladar al Gobierno que "ustedes no escuchan y tienen una hoja de ruta determinada".

El consejero ha respondido al parlamentario socialista que se lea "el proyecto de orden" porque "existe esa horquilla" de sesiones y que recoge también que "aquellos centros que desean aumentar las horas se les concederá y todo contando con el asesoramiento del departamento".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies