Miguel Sanz insiste en que Puras sólo puede ser presidente con los votos de NaBai y cuestiona que se alargue el proceso

Actualizado 26/06/2007 15:42:46 CET

UPN votará "50 veces no" a la investidura de Puras y Sanz no se presentará como candidato si no cuenta con mayoría simple

PAMPLONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente en funciones del Gobierno de Navarra y presidente de UPN, Miguel Sanz, insistió en que el socialista Fernando Puras sólo puede liderar el próximo Ejecutivo con los votos de Nafarroa Bai e IUN, porque en ningún caso contará con el apoyo de UPN.

"No, no y no. Tres veces no y si quiere le digo 50 veces no. No podemos apoyar a quien tiene la mitad de los votos de UPN", dijo Miguel Sanz tras ser informado del proceso de investidura por la presidenta del Parlamento, Elena Torres, quien realizó hoy su primera visita protocolaria.

Según adelantó Sanz, si Puras sale elegido nuevo presidente será porque ha alcanzado un acuerdo con NaBai e IU y si se presenta sin haberlo alcanzado y no sale, en su opinión, "será una irresponsabilidad presentarse". Miguel Sanz insistió en que UPN no le propondrá como candidato si no tiene "la garantía y la seguridad" de tener más votos a favor que en contra.

DOS OPCIONES

Sanz también cuestionó el alargamiento del proceso de investidura y sus efectos en la sociedad navarra. "Las cosas son mucho más sencillas. Alargar la situación como se está alargando no genera más que incertidumbres y desconfianzas en la ciudadanía y no hacen más que perjudicar a Navarra", criticó.

El presidente insistió en que sólo existen dos posibilidades de acuerdo; "o un gobierno de corte nacionalista" u otro constitucionalista, "alrededor del Amejoramiento del Fuero", liderado por UPN y con fórmulas de acuerdo con los socialistas, como gobierno en minoría de los regionalistas, otro de coalición o pactos presupuestarios o institucionales.

También sostuvo que el resultado final "no será por casualidad de que me han votado si nada a cambio" sino fruto de un acuerdo. "Uno lleva tiempo en política y no soy de lo que piensa que las votaciones son gratuitas", apuntó.

Así las cosas, Sanz recalcó que "no hay más que esas dos opciones. Todo lo demás es absurdo darle vueltas. Si el Partido Socialista quiere centrar sus esfuerzos en el gobierno nacionalista, que lo haga, y si no que lo diga también", destacó. Y afirmó que un gobierno nacionalista es "caminar hacia una Navarra que sería cada vez menos Navarra del Amejoramiento, se diga lo que se diga".

Sanz subrayó que el "único partido" que está hablando con claridad, desde antes de las elecciones, es UPN. "Otros todavía siguen sin definirse y otros no hacen más que plantear ultimatums que son agua de borrajas, porque terminan tragándose todo lo que llevan en forma de órdagos, uno no sabe si es a la grande o a la pequeña", dijo recurriendo al símil de una partida de mus.

Finalmente, Sanz no quiso aclarar si ha mantenido contactos no públicos con la dirección del PSOE, aparte del que tuvo lugar el martes de la semana pasada con Pepe Blanco. "No toca", comentó y dijo que sólo se puede interpretar lo que se hace público, las dos entrevistas que él mantuvo con Puras frente a las "muchas" que los socialistas han tenido con NaBai.

VISITA PROTOCOLARIA

Miguel Sanz hizo estas declaraciones en el Palacio de Navarra, tras la visita protocolaria de la nueva presidenta del Parlamento foral, la socialista Elena Torres.

Sanz recalcó que el calendario de investidura, para los días 3, 4 y 5 de julio, es una "especulación", porque "nada está pactado ni hablado".

Elena Torres trasladó a Miguel Sanz que su objetivo es acercar el Parlamento a los ciudadanos, de manera que puedan participar, y adaptar la institución a la profesionalización. Al respecto, Sanz ofreció su apoyo a la demanda de regular y adecuar los espacios.