Miranda afirma que el presupuesto de Navarra será inferior y que procurarán que "algunas políticas sociales no sufran"

Actualizado 17/06/2010 15:22:33 CET

Dice que la "sorprendente limitación de la capacidad de deuda" obliga al Ejecutivo foral a presentar un presupuesto "ajustado"

PAMPLONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Álvaro Miranda, insistió hoy en que el presupuesto navarro para el próximo año "va a tener que recortar su volumen", tras la "sorprendente limitación de la capacidad de deuda para las comunidades". Así, advirtió de que el Ejecutivo de UPN tendrá que presentar para 2010 unas cuentas "ajustadas a la capacidad de ingresos" en las que procurarán que "algunas políticas sociales no sufran".

Miranda explicó que este "recorte" en la capacidad de deuda pública "supone tener que recortar en un solo año lo que estaba previsto en dos", un "frenazo en seco" de la capacidad de endeudamiento que "tendrá consecuencias en el presupuesto del próximo año".

Según el consejero, el Ejecutivo de UPN "está obligado" a presentar en 2010 un presupuesto "ajustado a la capacidad de ingresos" y explicó que se intentará "focalizar la reducción de gasto, que sin duda vamos a tener que hacer el próximo año, en el gasto corriente del presupuesto".

Así lo expuso esta mañana el consejero de Economía y Hacienda del Gobierno navarro durante su comparecencia parlamentaria para dar cuenta del incremento de gasto en cada uno de los departamentos en 2009, a petición de PSN.

Álvaro Miranda explicó que el pasado año el Gobierno de Navarra gastó 71 millones de euros más de lo presupuestado por "la aportación de la Comunidad foral al Estado", al ser "superior" a la previsión realizada por Navarra. Una cuantía que "nos han devuelto con creces" en 2010, destacó el consejero.

Por ello, y "descontando este pago obligado", el consejero recalcó que el Gobierno de Navarra ahorró el pasado año "10 millones de euros", un dato que "hace difícil decir que la gestión del Ejecutivo foral fuera mala y sin control".

Destacó que a pesar de que el presupuesto de 2009 fuera "austero" y con "menor gasto público" los departamentos "más sociales", Educación, Salud y Asuntos Sociales, vieron su presupuesto ampliado, al igual que los departamento de Obras Públicas, Transportes y Comunicaciones, e Innovación, Empresa y Empleo.

LOS GRUPOS

En el turno de intervenciones, el parlamentario del PSN, Juan José Lizarbe, criticó la "mala" gestión de los presupuestos de 2009 por parte del Gobierno de Navarra y lamentó que "aunque gozan de unas buenas cuentas, gracias a las aportaciones del PSN", el Ejecutivo "no las gestiona ni adecuadamente, ni con excelencia".

En opinión de Lizarbe, el Gobierno de UPN "ha podido gestionar bien los presupuestos en épocas de abundancia, pero ahora las cosas se les han venido grandes", y aseguró que los socialistas se sienten "dañados y ofendidos" por esta gestión "objetivamente criticable", después de acordar con los regionalistas los presupuestos del pasado año.

Una intervención que el consejero Miranda calificó de "sorprendente" al considerar que "cuando hay un pacto presupuestario es para todo el año, no sólo para el día de la firma y luego allá te ampares", y aseguró que "más ofendidos" se sienten los regionalistas por las palabras de Lizarbe después de que las cuentas del pasado año se gestionaran de "manera unísona" con el PSN.

Según Miranda, "jamás en la historia de la política presupuestaria de Navarra, ni de ninguna CCAA, se puede pretender que si el presupuesto se aprueba por 4.308 millones de euros se termine en esa cifra céntimo a céntimo" y recalcó que el presupuesto "es una autorización de gasto, no una obligación".

El consejero valoró que los pactos presupuestarios que se han logrado en la Comunidad "han sido muy buenos para Navarra" al permitir "estabilidad económica y política" y aseguró que sería "triste" que esta "sintonía" no "pueda reproducirse en las cuentas del año que viene".

"Llamarle mala gestión a un ahorro real de 10 millones de euros, un menor gasto respecto al año anterior, una focalización de mayor gasto al departamento de Salud, un impulso a las políticas sociales y a las inversiones públicas, no tiene sentido", sostuvo.

Desde Nafarroa Bai, Maiorga Ramírez, también censuró la gestión realizada por el gabinete liderado por Miguel Sanz y lamentó que "haya importado a la Comunidad foral todas las medidas de recorte aprobadas por el Gobierno central, haciendo una dejación absoluta del autogobierno".

Tachó el debate abierto entre Miranda y el parlamentario socialista como "puramente escénico", ya que, "toda la gestión de los presupuestos ha sido acordada entre regionalistas y socialistas". "UPN ha posibilitado, con su abstención, que se aprobara el mayor recorte social de los últimos 30 años, porque están en el Gobierno gracias al PSN", agregó.

Por su parte, el parlamentario de CDN, Juan Cruz Alli aseguró que la confrontación de UPN y PSN en la comisión parlamentaria responde a "un ajuste de cuentas" entre ambas formaciones y destacó que marca "un punto de inflexión, un antes y un después, en el proceso de interlocución permanente que parece que tenían UPN y PSN para esta legislatura".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies