El Museo de Navarra cede seis obras de Javier Ciga para una exposición temporal en Bayona

Retrato de D.Arturo Campion, de Javier Ciga.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 25/06/2015 13:08:59 CET

Se mostrarán entre el 3 de julio y el 4 de octubre en el Museo Vasco y de la Historia

   PAMPLONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Museo de Navarra cede seis obras del pintor Javier Ciga para una exposición temporal que se celebrará entre días 3 de julio y 4 de octubre en el Museo Vasco y de la Historia, situado en Bayona (Francia).

   En concreto, se trata de los siguientes óleos sobre lienzo: Artzaia/pastor (1910-1911. 172 x 128 cm), Batzarre bajo el árbol de Jauregizar (1914. 186 x 232 cm.), Proclamación del primer rey de Navarra (1914. 186 x 232 cm.), Sokadantza (1914. 186 x 232 cm.), El mus-musean jokatzen (1940-1944. 115 x 135 cm.), y Retrato de D.Arturo Campion (1951. 141 x 125 cm).

   La muestra, denominada 'La Navarra de Javier Ciga' está comisariada por Olivier Ribeton, conservador del museo de Bayona, y Pello Fernández, secretario de la Fundación Ciga y autor del libro 'Javier Ciga. Pintor de esencias y verdades' publicado en 2012.

   El cuadro 'Retrato de D. Arturo Campion' se custodia en la reserva del Museo de Navarra. Fue expuesto en el Palacio del Condestable de Pamplona en 2014, en el marco de la exposición temporal 'Ciga y París' y en la sala Ciga del Museo de Navarra en junio de 2012, a petición del euskaltegui Arturo Campion, con motivo de su 40 aniversario.

   Las cinco pinturas restantes se exhiben permanentemente en el Museo Etnográfico de Baztan Jorge Oteiza, de Elizondo, donde fueron depositadas en el año 2011.

   Javier Ciga Echandi (Pamplona, 1877-1960) es uno de los pintores navarros más destacados del siglo XX. Comenzó su formación en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona con Carceller, Zubiri y García Asarta. Después, entre 1909 y 1911 se trasladó a Madrid, matriculándose en la Academia de Bellas Artes de San Fernando donde obtuvo el título de profesor, con cinco diplomas de primera clase y la medalla de oro.

   Culminó su formación con una estancia en París entre 1912 y 1914, ciudad en la que participó en el Salón de Primavera en 1914 con su cuadro 'El mercado de Elizondo', alcanzando un gran reconocimiento.

   La importancia de Ciga se debe asimismo a su dedicación a la enseñanza artística en Pamplona. Numerosos pintores navarros son considerados sus discípulos, bien por haberse formado en su academia, bien por reconocer la influencia que este autor tuvo en su obra, ha informado el Gobierno foral en una nota.