El Museo Universidad de Navarra inaugura una muestra de Lynne Cohen y presenta tres obras de Tàpies

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Museo Universidad de Navarra inaugura una muestra de Lynne Cohen y presenta tres obras de Tàpies

Publicado 02/11/2016 17:53:18CET

PAMPLONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Museo Universidad de Navarra inaugura este miércoles 'Almas gemelas', una exposición monográfica del trabajo que la artista canadiense Lynne Cohen (Wisconsin, Estados Unidos, 1944 - Montreal, Canadá, 2014) realizó en 2008 para el programa 'Tender Puentes'.

Es la primera vez que se muestran al público las 11 imágenes de gran formato que Cohen fotografió en algunos espacios de Pamplona y alrededores, como la Universidad de Navarra, el Parlamento, el Baluarte y el balneario de Fitero, entre otros.

La inauguración abre el Congreso Internacional 'Inter - fotografía y arquitectura', en el que se establece una reflexión académica entre estos dos medios y co-organizado por el Museo, la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra (ETSAUN) y el Proyecto Fotografía y Arquitectura Moderna en España (FAME).

Lynne Cohen visitó en 2008 la Universidad de Navarra para participar en el programa de creación artística 'Tender Puentes', que plantea un diálogo entre artistas contemporáneos y otros pertenecientes a la Colección del Museo.

"La artista descubrió muchas coincidencias en las estrategias formales de los fotógrafos del siglo XIX y de su propia obra, como la neutralidad, la iluminación plana, la imagen sin artificios y sobre todo dejar que las cosas hablen por sí mismas, es decir, dejar hablar a los objetos más banales. Lo que ella hace por voluntad propia, los artistas de nuestra Colección lo hacían por las necesidades técnicas de la época", ha explicado uno de los comisarios de la muestra, Javier Ortiz-Echagüe.

La fotógrafa se inspiró en el trabajo de artistas pertenecientes a la Colección como Jean Laurent, Louis Leon Masson, Louis de Clercq, y otros anónimos representantes de una fotografía anodina y estereoscópica.

La muestra, instalada en la Torre del Museo, se compone de 11 fotografías de gran formato, un vídeo con las palabras de la artista y dos vitrinas con la obra de la Colección del Museo.

Para el desarrollo de la exposición, el equipo curatorial del Museo ha contado con el apoyo del viudo de Lynne Cohen, Andrew Lugg. "Solía hablar de su trabajo como una colaboración y tuvo la fortuna de encontrar en Pamplona y en la Universidad personas que accedieron gustosas a dejarla husmear en los recintos que tenían a cargo. Si todavía viviera, se empeñaría en destacar lo mucho que significó para ella la oportunidad de participar en el proyecto y en la colección de fotografía del Museo", ha destacado Lugg en un texto dedicado a su mujer.

Por su parte, Valentín Vallhonrat, del Comité de Dirección Artística del Museo, ha afirmado que "aunque exista esa ausencia de lo humano, en realidad, su trabajo está plagado de huellas del hombre y ella era una descubridora de huellas y tesoros".

RELECTURA DE LA SALA DE ANTONI TÀPIES

Por otra parte, el Museo ha presentado tres obras de Antoni Tápies. Con motivo del préstamo de 'L'esperit català' -perteneciente a la Colección del Museo Universidad de Navarra- a la Fundació Tàpies de Barcelona para la exposición 'Antoni Tàpies. Col-lecció. 1966-1976', que se inauguró la semana pasada y que se exhibe por primera vez en Cataluña, el centro pamplonés ha recibido, en concepto de intercambio, tres nuevas obras del artista catalán que constituyen 'Las obras invitadas'.

Se trata de dos pinturas, 'Dies d'Aigua' (1987) y 'Gran Creu' (1989), y una escultura, 'Matalás' (1987). "Esta sala responde al espíritu de la Colección de María Josefa Huarte por enriquecerse constantemente. Hemos aprovechado la buena relación con la Fundaciò Tàpies para intercambiar 'L'esperit català' por estas nuevas incorporaciones, que han supuesto una oportunidad única para releer este espacio dedicado al artista catalán", ha afirmado Valentín Vallhonrat.

El criterio de selección de estas tres obras concretas se ha basado en el diálogo que pueden establecer con los Tàpies ya expuestos en el Museo - 'Relleu de T inclinada', 'Negre sobre gris', 'Incendi d'amor' y 'Composició amb Cistella'-, "tanto desde el punto de vista formal y conceptual, como desde el emotivo, ya que la colección de María Josefa Huarte se basa en su intuición y gusto personal". De esta forma, ayudan no solo a comprender el universo creativo del autor, sino también a entender el criterio artístico de la mecenas navarra.

Estas pinturas y esculturas se engloban dentro del informalismo y de la investigación de soluciones formales en torno al muro y a la recreación de la materia humilde, sobre la que, a modo de grafitis, se disponen signos elementales como la cruz, geometrías o garabatos que simbolizan los misterios de la vida y la muerte asociadas a las experiencias vitales del ser humano. "Es una oportunidad de actualizar, ampliar y profundizar en la comprensión de la Colección del Museo, completando su sentido y significado", ha explicado Ignacio Miguéliz, responsable de colección y curatorial del Museo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies