NaBai, Bildu e I-E critican el voto en blanco del PSN, que dice que "no existen condiciones" para acordar con UPN

Actualizado 11/06/2011 22:32:36 CET

Enrique Maya dice que la negociación con el PSN "sigue abierta" y no descarta que los socialistas entren en el gobierno municipal

PAMPLONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos de NaBai, Bildu e Izquierda-Ezkerra a la alcaldía de Pamplona, Uxue Barkos, Eva Aranguren y Edurne Eguino, respectivamente, han criticado la "falta de valentía del PSN" al votar en blanco y facilitar la investidura de Enrique Maya, de UPN, como alcalde de la ciudad.

Por su parte, el candidato socialista, Juan Moscoso del Prado, ha asegurado que "salvo que UPN sufra una mutación acelerada en los próximos días, no existen condiciones" para que PSN y UPN lleguen a un acuerdo para que los socialistas entren en el gobierno municipal de Pamplona.

Una opción que no ha sido descartada por el nuevo alcalde de Pamplona, el regionalista Enrique Maya, quien ha asegurado que, por su parte, "queda abierta la negociación para seguir acordando" con el PSN su posible entrada en el equipo de gobierno.

A preguntas de los periodistas, tras la constitución del Ayuntamiento, Maya ha traslado su "enorme alegría y orgullo" por ser el nuevo alcalde de la ciudad y ha incidido en que es "el momento para ponernos a trabajar todos, desde lo que nos une y no desde lo que nos separa".

"Estamos en un momento muy importante para la ciudad", ha reiterado Maya, quien ha apostado por "evitar anularnos unos grupos a otros, para intentar conseguir sumar y que Pamplona siga avanzando en un momento en el que no es demasiado fácil hacerlo por la crisis".

El alcalde regionalista ha asegurado que "este mismo lunes" va a empezar a "organizar las áreas municipales para que esta máquina no se pare", aunque ha destacado que "no tiene plazo" para formar Gobierno en el que, según ha dicho, no descarta que pudiera entrar alguno de los tres concejales socialistas.

Según Maya, son "muchísimas" las coincidencias entre regionalistas y socialistas "a nivel programático" y ha sostenido que entiende el voto en blanco de los tres concejales del PSN como "un voto de confianza para que sea alcalde y una muestra de que la puerta está abierta a posibles acuerdos".

Así, ha incidido en que, por su parte, "queda abierta la negociación para seguir acordando" con el PSN un posible gobierno conjunto, una opción que ha sido descartada por el cabeza de lista del PSN, Juan Moscoso del Prado, quien ha señalado que "salvo que UPN sufra una mutación acelerada en los próximos días no existen condiciones para un acuerdo".

"NO VA A HABER REUNIONES"

El cabeza de lista del PSN ha asegurado que los socialistas dan "por cerrado" el proceso de negociación con UPN y ha destacado que no cree que "vaya a haber nuevas reuniones" con los regionalistas en Pamplona. Según ha dicho, la posibilidad de acuerdo entre ambas formaciones esta cerrada al existir "profundas diferencias" y "una brecha ideológica tremenda en amplia gama de cuestiones".

Por ello, Moscoso ha recalcado que "salvo que UPN sufra una mutación acelerada en los próximos días no existen condiciones para un acuerdo" entre ambos partidos, y ha destacado que a los regionalistas "les corresponde gobernar en minoría y a nosotros desde la oposición". "Nos vamos a la oposición sin sentirnos obligados a mantener ningún tipo de acuerdo con UPN", ha aseverado.

El candidato socialista ha explicado que el voto en blanco de los tres concejales ha sido como resultado "de la falta de acuerdo y la imposibilidad de configurar una alternativa de Gobierno", además de "para evitar que Bildu fuera la fuerza que condicionara el resultado final del Ayuntamiento de Pamplona".

CRÍTICAS AL PSN

Por su parte, tanto Nafarroa Bai como Bildu e Izquierda-Ezkerra han rechazado la actitud del PSN al facilitar la investidura de Maya y han criticado que por esta postura "no se haya podido dar el cambio que demandaban los ciudadanos en Pamplona".

Por parte de NaBai, su cabeza de lista, Uxue Barkos, ha defendido que "claramente se podía haber formado una mayoría de progreso" en la capital, si no llega a ser por "la falta de valentía del PSN y su cobardía absoluta de no atreverse en reconocer in voce el acuerdo que lleva su abstención".

Una posición con la que, en opinión de Barkos, "los socialistas se han sometido a las exigencias de lo que pidió Barcina para la formación del Gobierno en Navarra", y ha incidido en que es "una pena" que el PSN "haya traicionado una vez más al conjunto de sus militantes y a su propio electorado".

En todo caso, Uxue Barkos ha afirmado que NaBai trabajará en la oposición "con lealtad a los intereses generales y con pasión por el trabajo municipal".

UNA "EXCUSA" DEL PSN

Como "excusa" ha catalogado la candidata de Bildu al Ayuntamiento de Pamplona, Eva Aranguren, la decisión del PSN de votar en blanco. A su juicio, los socialistas "han elegido a la derecha traspasando todos los límites" y ha asegurado que no tiene "ninguna duda" de que el PSN "integrará el futuro gobierno municipal de la extrema derecha".

Según Aranguren, con esta postura de los socialistas "están dejando claro que no son ningún tipo de alternativa de cambio para Pamplona", al "incumplir el mandato de la mayoría de la sociedad y ser cómplices de todas las políticas neoliberales, autoritarias y de exclusión que UPN impone a Pamplona".

En este sentido, la cabeza de lista de Izquierda-Ezkerra, y única concejal de la coalición en Pamplona, Edurne Eguino, ha sostenido que se siente "absolutamente engañada" por el PSN y ha criticado que los socialistas "llevan 15 días mintiendo" a la sociedad.

Además, ha explicado que ha votado a la candidata de NaBai, Uxue Barkos, porque "la lógica alternativa a un Gobierno de UPN hubiera sido que todos los grupos de izquierdas nos hubiéramos unido para conseguir una alcaldía alternativa".

Finalmente, el cabeza de lista del Partido Popular de Navarra, José Núñez, ha explicado que los dos concejales 'populares' han apoyado a Maya por "las coincidencias programáticas" y para "crear estabilidad" en la ciudad. Sin embargo, ha precisado que el apoyo del PPN a UPN está "condicionado" a "un pacto posterior con el PSN". En ese caso, ha asegurado, el apoyo de los 'populares' a los regionalistas "desaparecerá".