NaBai e IUN dicen que la orden de cesar emisiones de radio desde El Perdón "se basa en criterios políticos"

Actualizado 17/06/2009 20:00:58 CET

PAMPLONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Nafarroa Bai e IUN coincidieron hoy en afirmar que la orden del Gobierno de Navarra para que cuatro radios cesen sus emisiones desde El Perdón "se basa en criterios políticos y no objetivos o técnicos".

NaBai e IUN se pronunciaron así en sendos comunicado después de que el Ejecutivo foral haya requerido el cese de Euskalerria Irratia, Radio Maria, Radio Euskadi y Euskadi Irratia, alegando que un informe del Ministerio del Industria sostiene que sus emisiones interfieren en las comunicaciones de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA).

El portavoz de Nafarroa Bai, Maiorga Ramírez, acusó al Gobierno de "escudarse en una excusa técnica que no se sustenta, para tratar de justificar una decisión política". En este sentido, recordó que Euskalerria Irratia emite desde 1996 desde El Perdón y consideró "una sospechosa coincidencia la amenaza de posible clausura del Ejecutivo navarro también a Radio Euskadi y Euskadi Irratia, cuando aún no se ha resuelto el acuerdo con EITB para garantizar la emisión de la televisión pública vasca en Navarra".

"La situación de estos medios no es ilegal, como dice insidiosamente el Gobierno para estigmatizar, sino alegal, porque hasta ahora el propio Ejecutivo navarro se ha encargado de que así sea, pese a las peticiones deL Parlamento", resumió. Por ello, criticó que "no vale ahora cargar las tintas sobre una condición que él niega intencionadamente, e incluso irregularmente, a Euskalerria Irratia".

Por otra parte, Nafarroa Bai cuestionó "cuál es la posición de CDN ante esta situación" y recordó "las duras críticas de su ex presidente, Juan Cruz Alli, a los manejos del consejero José Ignacio Palacios, y el director general, Ángel Sanz Barea, presidente de aquella Mesa de Contratación que adjudicó a dedo las licencias públicas para excluir a Euskalerria Irratia hace más de diez años".

Por su parte, IUN señaló que "éste es el último ejemplo del caos en el que se encuentra el espacio radiofónico en Navarra". Según valoró, "el primer y principal responsable es el Gobierno foral, que acumula en la última década condenas judiciales y reprobaciones parlamentarias por conceder licencias radiofónicas sin basarse en criterios objetivos e iguales para todos, sino en función de la afinidad ideológica o la oportunidad política".

Por ello, IUN exigió al Gobierno "una rectificación total de la política que viene aplicando en esta materia, que trabaje para garantizar el pluralismo informativo, y que en vez de salir corriendo para cerrar emisoras, actúe teniendo presente que en democracia una función esencial de una Administración pública no es recortar la libertad de expresión sino garantizarla".

Por otro lado, IUN afirmó que se debe garantizar la seguridad aérea, algo que "es perfectamente compatible con el pluralismo informativo y la libertad de expresión". En este sentido, pidió al Ejecutivo foral que trabaje para ello. "Resulta lamentable que el Gobierno lleve años, por razones de política partidista, actuando para diseñar un espacio radiofónico acorde a sus intereses políticos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies