Navarra, comunidad donde más se forman desempleados y trabajadores

Actualizado 06/08/2014 16:09:06 CET

PAMPLONA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Navarra es la comunidad autónoma con mayores tasas de formación no reglada de todo el Estado, de tal modo que la Comunidad foral se sitúa como la región donde más se forma tanto la población desempleada como los asalariados, según se desprende de un estudio realizado por CCOO, a partir del análisis de los microdatos de la EPA.

   En concreto, a lo largo del primer trimestre de 2014 fueron 35.370 las personas que cursaron algún tipo de formación no reglada en Navarra, lo que viene a representar el 11,3 por ciento de la población activa.

   En el conjunto del Estado, según los datos del estudio realizado por CCOO, el porcentaje desciende hasta el 8 por ciento, siendo la Comunidad foral la que presenta la mejor tasa por delante de País Vasco, Madrid y Aragón.

   Desgranando los datos entre trabajadores asalariados y desempleados, la tónica se repite para ambos casos. Así, en 2014 en Navarra se formaron 7.950 desempleados (el 14,8% del total) y 24.567 asalariados (el 11,5% del total), siendo la comunidad con mayores porcentajes.

   En el conjunto del Estado el porcentaje de desempleados que realizó formación no reglada fue del 8,6 por ciento, 6,2 puntos menos que en Navarra, mientras que en el caso de la población asalariada el porcentaje fue del 8,5 por ciento, tres puntos menos que en la Comunidad foral.

   El estudio del sindicato revela una correlación entre niveles de formación no reglada y tasas de paro. De este modo, ha explicado CCOO en un comunicado, "aquellas comunidades autónomas que más recursos destinan a formar tanto a sus desempleados como a sus trabajadores son también las que soportan menores tasas de paro".

   Es el caso de Navarra, Euskadi y La Rioja, regiones que tienen mayores porcentajes de formación no reglada y menores tasas de paro. En opinión de CCOO, "aunque no se puede achacar una relación directa, si que está demostrada una fuerte relación y que la formación permanente y ocupacional mejora las condiciones de empleabilidad de la población".

   A su juicio, "la apuesta por invertir en formación en general y en la de la población activa en particular debe ser entendida como clave, ineludible, más si cabe en esta etapa de crisis y debe hacerse de manera igualitaria y justa, complementándose con una mejora del sistema productivo que de cobertura a esa formación".

   "Se ha demostrado que la formación confiere mas ocupabilidad y competitividad, aspectos fundamentales para la mejora socioeconómica tan esperada desde todos los ámbitos", ha destacado el sindicato, para remarcar que "va a seguir apostando por el imprescindible derecho a la formación".

   Para CCOO, "la formación es un derecho individual y colectivo de los trabajadores que ayuda a conseguir empleo, a mantenerse en el puesto de trabajo, a promocionar en la carrera profesional y a mejorar la competitividad de las empresas".

OTRAS VARIABLES QUE INCIDEN EN LAS TASAS DE FORMACIÓN

   Según reflejan los datos del estudio, una de las principales variables que influyen en la participación en la formación no reglada por parte de la población activa es el nivel formativo inicial. De esta forma, "el peso de los niveles superiores (FP Grado Superior y estudios universitarios) resulta predominante".

   En este sentido, el informe señala que "la población activa con un nivel de estudios alto que ha realizado formación no reglada representa el 64,5% del total de la población activa participante". "De hecho del total de la población activa con estudios superiores, el 17% afirmaron haberse formado en este tipo de educación, un porcentaje muy superior al de las otras categorías formativas (10% en el caso del nivel medio y el 5% en el del nivel bajo)", ha subrayado CCOO.

   Otro de los factores influyentes es la edad y son dos los principales intervalos de los que provienen una gran parte de las personas formadas, las personas de 26 a 35 años y de 36 a 45. No obstante, destaca el incremento de la formación a partir de los 45 años, aunque la mayor parte son personas con un nivel de estudios superior.

   En opinión del sindicato, "sería conveniente potenciar la formación en aquellas personas desempleadas de más de 45 años con niveles formativos medios y bajos". "Este colectivo debería de concentrar una parte importante de los esfuerzos que se dirigen al reciclaje y la formación no reglada", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies