Navarra estudia la posibilidad de implantar un plan para promover la donación tras la muerte cardiaca

Presentación Del Día Nacional Del Donante.
EUROPA PRESS
Actualizado 30/05/2011 16:22:06 CET

La Comunidad foral registra 5 trasplantes de corazón, 14 de hígado y 20 de riñón en lo que va de año

PAMPLONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Navarro de Salud está estudiando la posibilidad de implantar en Pamplona un plan promovido por la Organización Nacional de Trasplantes para favorecer la donación en asistolia o donación en casos de muerte cardiaca, que ya está en marcha en varias ciudades españolas, como Madrid, Barcelona, Córdoba, o Vitoria.

Así lo ha anunciado el coordinador de trasplantes de Navarra, Juan José Unzué, quien ha comparecido en rueda de prensa junto con los miembros de la Junta Directiva de la Asociación navarra para la lucha contra las enfermedades renales Alcer Manuel Arellano y José Rey, con motivo de la celebración el 1 de junio del Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos.

Unzué ha explicado que ante la bajada de donaciones por la reducción de los accidentes de tráfico, los ictus y los infartos, Navarra estudia la posibilidad de poner en marcha este plan, que precisa de un sistema de atención médica urgente extrahospitalario, a través de UCIs móviles que acuden al punto en que una persona ha sufrido una parada cardiaca con el fin de poder recuperar ciertos órganos una vez que la persona no ha podido ser reanimada.

Se trata de una nueva forma de promover la donación de órganos, que está sufriendo "una bajada importante" a causa del descenso, entre otros factores, de los accidentes de tráfico en los últimos años. En este sentido, ha insistido en la necesidad de fomentar el trasplante de vivo.

Unzué ha destacado que "hoy en día una persona de edad media o mayor tiene más posibilidades de un trasplante que alguien joven porque hay pocos donantes jóvenes a causa del descenso de los accidentes de tráfico". Así, ha apuntado que "el 44,4 por ciento de los donantes de Navarra es mayor de 70 años".

En lo que va de año, Navarra ha registrado 5 trasplantes de corazón y no hay ningún paciente en lista de espera para este órgano, algo que "nunca había pasado" en la Comunidad foral, según Unzué. En todo caso, ha apuntado que "esta lista de espera está bajando en todo el mundo".

Además, en la Comunidad foral se han practicado 14 trasplantes de hígado desde el 1 de enero de este año (tres de ellos de donante vivo), cuando en 2010 se realizaron un total de 17. En la actualidad, se encuentran en lista de espera para un trasplante de hígado 12 personas y a final del pasado año había un total de 20 personas en espera.

Asimismo, Navarra ha registrado 20 trasplantes de riñón (dos de ellos de donante vivo) en lo que va de año, cuando en 2010 hubo 25. En espera, se encuentran 85 personas, seis de ellas en contraindicación temporal. Además, en la actualidad un total de 325 personas están recibiendo diálisis en la Comunidad foral.

PROPUESTAS DE ALCER

Por su parte, el miembro de la de la Junta Directiva de Alcer Manuel Arellano ha insistido en la necesidad de "concienciar a la sociedad de la necesidad de donar órganos" y ha valorado que "es muy importante que este tema se hable en casa por parte de las familias" con el fin de que "sean conscientes de la voluntad real de los donantes".

Así, ha destacado que "según las encuestas, sólo un 50 por ciento de los ciudadanos donaría los órganos de sus familiares si no conocen los deseos del fallecido", mientras que "más del 93 por ciento sí lo haría si conociese que su familiar era favorable a la donación".

Por otro lado, Arellano ha abogado por volver a activar la Comisión consultiva de donaciones y trasplantes en Navarra, promover una federación navarra de entidades que luchan por los derechos de pacientes a la espera de un órgano o tejido donado, y apoyar la implantación en Navarra del plan para promover la donación a corazón parado.