Navarra es la región en la que menos aumentó la deuda respecto del PIB en 2015

 

Navarra es la región en la que menos aumentó la deuda respecto del PIB en 2015

Actualizado 07/10/2016 12:51:36 CET

PAMPLONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Navarra fue, junto con Galicia, la región en la que menos creció la deuda respecto del Producto Interior Bruto (PIB) en 2015. Concretamente, lo hizo en un 0,1%, frente al 1,5% de la media nacional, situándose el nivel de endeudamiento en el 18,2%, seis puntos por debajo de la media nacional (24,2%).

De esta forma, se mantiene la tendencia a la moderación en el nivel de endeudamiento iniciada hace dos años. A 31 de diciembre, la deuda de Navarra ascendía a 3.221,9 millones de euros.

Así se recoge en el 'Anuario de Economía de Navarra 2015', elaborado por el Departamento de Desarrollo Económico y que ha sido presentado este mediodía en el marco del ciclo 'Los viernes de Desarrollo Económico', en la que se ha analizado la situación actual y las perspectivas económicas de la Comunidad Foral.

El anuario, tras una breve referencia al contexto internacional y nacional, repasa las principales macromagnitudes de la economía regional desde sus áreas productivas y nichos de empleo hasta su financiación, sector público, precios y costes, tejido empresarial y desarrollo comarcal.

Según pone de manifiesto el informe, en 2015, la economía navarra aceleró su ritmo de avance con un crecimiento del PIB del 2,9%, aunque el porcentaje fue algo menor que la media nacional (3,2%).

El consumo privado, desde el punto de vista de la demanda, y los servicios, desde la perspectiva de la oferta, fueron los principales actores de este impulso, apoyados por factores como la mejora del mercado laboral, el menor ajuste fiscal, la disminución de los costes de financiación y la rebaja del precio de las materias primas. Todo ello, tiene su reflejo en que el crecimiento de la demanda interna fue del 2,7%, mientras que el de la demanda externa fue responsable sólo del 0,2%.

6.500 EMPLEOS NUEVOS

Destaca también del pasado ejercicio la creación de más de 6.500 empleos. Por actividades, las manufacturas, las áreas sanitarias y sociales y el comercio, son las que más afiliaciones suman. En el otro lado de la balanza, preocupa el repliegue en la población activa, en cuanto que no responde a la mejora del ciclo. Por su parte, el aumento en los precios y en los costes laborales fue suave, lo que permitió mantener la competitividad del territorio con el exterior.

Finalmente, el documento destaca que el descenso de los tipos de interés a mínimos hizo que otras alternativas de inversión ganasen terreno a los depósitos, el principal instrumento de ahorro, y sin embargo no se tradujo en un relanzamiento del crédito, cuyo volumen total siguió retrocediendo el pasado año.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies