Los navarros seguirán viajando este verano aunque menos tiempo o a destinos más baratos, según ANAVI

Actualizado 20/06/2009 13:07:05 CET

El presidente de la Asociación Navarra de Agencias de Viaje afirma que la crisis está modificando "el concepto" de vacaciones estivales

PAMPLONA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los navarros no renunciarán este verano a sus vacaciones estivales, aunque la gran mayoría sí reducirá la duración del viaje o elegirá destinos más baratos, según el presidente de la Asociación Navarra de Agencias de Viaje (ANAVI), Juan Ignacio Patús.

En declaraciones a Europa Press, Patús explicó que la crisis económica está modificando "el concepto" que el cliente de las agencias ha tenido hasta ahora de sus vacaciones de verano, ya que antes "quizá no se miraba tanto el dinero" y ahora se busca un destino "que dé la garantía de lo que se quiere" en "precio, tiempo y calidad". Por ejemplo, "muchos han cambiado su viaje a Cádiz por uno a Canarias", precisó.

Aunque "como es lógico" la campaña está disminuyendo las ventas en comparación con otros años", entre un 10 y un 20 por ciento menos, según Patús, el cliente "está respondiendo" y "si se mantiene esta media", las agencias podrán considerar que "han salvado el verano más o menos bien". "Sin obviar", recalcó, "que efectivamente el mercado ha cambiado, porque hay mucha gente que se encuentra en una situación laboral complicada".

En cuanto a los destinos más elegidos para disfrutar del verano, Patús indicó que los navarros "han sido siempre bastante clásicos" y este año "tampoco ha habido grandes novedades". Los destinos que sí se han visto afectados por la coyuntura económica están siendo los considerados como "grandes viajes", como Escandinavia, un crucero de 12 días, o por ejemplo, un circuito internacional a China.

Sin embargo, y "en consonancia", han subido otros como Canarias, Mallorca o el Caribe, con las ofertas que ha habido de venta anticipada. Y es que también en este punto los clientes "se han visto obligados a cambiar el chip" en lo referente a las ofertas de última hora, que "casi van a desaparecer en esta temporada".

La razón, explicó Patús, es que en anteriores campañas había muchos operadores y muchas ofertas en el mercado porque había una gran demanda y se podía elegir a última hora esas plazas que quedaban vacías "y era ahí donde surgía la oferta puntual". Sin embargo, en 2009, al reducirse esa oferta porque las mayoristas ofertan menos aviones, "los vuelos se llenan más fácil".

De esta forma, ahora hay menos plazas en el mercado y por tanto menos ofertas de última hora, aunque por otro lado, "han aumentado mucho las ofertas anticipadas, y en los últimos dos o tres meses se han vendido viajes con grandes descuentos de hasta un 20 por ciento", que casi, puntualizó, "se pueden asemejar a los conocidos como 'chollos' de última hora".

PERFILES

En cuanto al perfil de los clientes que este año se están acercando a las agencias para planificar sus vacaciones, Patús explicó que es "muy difícil" determinarlo porque cada establecimiento suele tener un tipo específico de cliente. De este forma, las agencias acostumbradas a trabajar con trabajadores de determinadas empresas "seguramente habrán notado más la crisis, que otras que trabajan con clientes de nivel medio". Aunque efectivamente, subrayó, "todas habrán bajado algo".

Patús se refirió también a ese cupo de gente que sigue haciendo sus "grandes viajes", pero que en Navarra "ha sido siempre muy pequeño". De hecho, apuntó que este grupo de personas "que gastan más que otras en un viaje no lo hacen porque tengan más dinero, sino porque ahorran durante el año porque quieren disfrutar de ese viaje en concreto y éste es más caro".

Según Patús, la coincidencia de que el verano llegue precisamente en lo que muchos consideran que está siendo la peor etapa de la crisis, es algo "positivo" para las agencias de viaje, ya que se trata de un sector "temporal" y ahora "es cuando el cliente va a gastar lo poco que tenga".

De hecho, sostuvo que el año pasado la crisis llegó justamente a principios de verano "y a nosotros nos afectó poco porque las vacaciones ya estaban reservadas". Sin embargo, la coyuntura negativa sí se empezó a notar "de septiembre a marzo y ahora estamos realzando la venta".

Por último, se refirió también a las ventas de viajes a México tras las primeras cancelaciones registradas a raíz de la aparición de la gripe A. Según precisó, "aunque ya se puede viajar con toda normalidad", el destino "está más o menos parado y tardará en recuperarse". En este punto recordó que, aunque "hay que tener cierta precaución", ahora mismo "no está prohibido viajar a ningún país".