Las obras del TAV entre Castejón y Cadreita se iniciarán en la primavera de 2012

 

Las obras del TAV entre Castejón y Cadreita se iniciarán en la primavera de 2012

Tren De La Alta Velocidad.
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 09/11/2011 13:16:42 CET

Este subtramo, con un plazo de ejecución de 28 meses, será el segundo en construirse en suelo navarro

PAMPLONA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra ha iniciado este miércoles los trámites administrativos para posibilitar la construcción del tren de alta velocidad entre Castejón y Cadreita, de manera que las obras puedan comenzar en la primavera de 2012. En concreto, ha autorizado al consejero de Fomento y Vivienda, Anai Astiz, la celebración del contrato, que es el paso previo para la licitación de las obras.

Este será el segundo subtramo del corredor cantábrico-mediterráneo en construirse en suelo navarro, tras el inicio de los trabajos entre Cadreita y Villafranca el pasado 4 de noviembre.

El portavoz del Gobierno de Navarra, Juan Luis Sánchez de Muniáin, ha dicho en rueda de prensa que esta adjudicación es "una de las mayores contratas de la historia del Gobierno" y ha defendido que las obras del TAV "son importantes para el futuro de Navarra", recordando que se van a crear de inmediato 150 puestos de trabajo.

El subtramo tiene un plazo de ejecución previsto de 28 meses y un presupuesto de licitación que asciende a 40.659.170 euros (IVA incluido), un monto que se pagará en tres anualidades, con cargo a los presupuestos generales de 2012 (12 millones de euros), 2013 (17,5 millones de euros) y 2014 (11.159.170 euros).

Estas cantidades están reguladas por el convenio de colaboración suscrito en 2010 por el Gobierno de Navarra y el Ministerio de Fomento, según el cual el Ejecutivo foral adelanta la inversión de parte de las obras del tramo navarro, entre Castejón y Pamplona, y después el Gobierno central devuelve esa cuantía, de forma que su construcción no implica gasto para las arcas forales.

El subtramo entre Castejón y Cadreita, de 6,2 kilómetros de longitud, discurre por los términos municipales de Valtierra, Cadreita y Villafranca. Comienza una vez superado el núcleo urbano de Castejón y una vez pasado el viaducto sobre el río Ebro, en el punto kilométrico 5,6, y finaliza en el inicio del subtramo Cadreita-Villafranca, en el punto kilométrico 11,8. Al sur conectará con el subtramo Tudela-Castejón, que actualmente está en fase de redacción del estudio informativo.

CINCO SUBTRAMOS

Cabe recordar que el tramo navarro se divide en cinco subtramos: Castejón-Villafranca, a su vez fraccionado entre Castejón-Cadreita y Cadreita-Villafranca; Villafranca-Olite; Olite-Tafalla; Tafalla-Campanas; y Campanas-Esquíroz. Está previsto que todos los subtramos estén finalizados para el año 2015.

El comienzo de las obras del TAV supone la generación inicial de 150 puestos de trabajo, y se estima que a lo largo del proceso completo se empleará a unos 10.000 trabajadores, de los que alrededor del 85% serán navarros.

Asimismo, el Gobierno de Navarra valora "las grandes oportunidades de desarrollo económico que supondrá para la Comunidad foral estar en el eje de conexión ferroviario con Europa".

Como se recordará, el tramo navarro del TAV forma parte del corredor Cantábrico-Mediterráneo, incluido el pasado 19 de octubre en la red transeuropea de transporte por ferrocarril. Este aval de la Comisión Europea sitúa a Navarra en "un punto estratégico entre los ejes que sostienen el flujo de mercancías a nivel nacional e internacional, con el impacto económico que esto supone".

El Gobierno de Navarra destaca además "las oportunidades de internacionalización y de crecimiento de las exportaciones de las empresas en suelo navarro". También se prevé que fomente las redes logísticas en Navarra y la implantación de nuevas industrias que generen nuevos puestos de trabajo en la Comunidad foral.

Se estima que, con el TAV, el desplazamiento Pamplona-Madrid o Pamplona-Barcelona tenga una duración de 2 horas y 5 minutos, y el de Pamplona-Zaragoza, 1 hora. Por ello, en los recorridos de larga distancia en los que el ahorro de tiempo es mayor, se estima que se ahorrarán más de 1,5 millones de horas al año. Considerando el PIB de Navarra y trasladado este tiempo a magnitudes económicas, supondría un ahorro de casi 60 millones de euros al año.

Por otra parte, y según el estudio de impacto de la implantación de la red de alta velocidad, ésta supondrá una reducción de 26.945 toneladas de CO2 al año y se prevé un incremento anual del 5% de turistas y visitantes en la Comunidad foral, lo que permitirá crear o mantener unos 300 empleos en este sector. Asimismo, el TAV tendrá "un impacto positivo en la Cuenca de Pamplona ya que gracias a este proyecto se va a eliminar el trazado ferroviario actual que hoy atraviesa las distintas áreas interiores de la ciudad".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies