Olaechea contesta a UPN que Comptos ha actuado en el 'caso Ultzama' con "profesionalidad, objetividad e independencia"

Asunción Olaechea
EP/PARLAMENTO DE NAVARRA - Archivo
Publicado 13/04/2018 12:19:56CET

PAMPLONA, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Cámara de Comptos, Asun Olaechea, ha defendido que el órgano fiscalizador ha actuado "con profesionalidad, objetividad e independencia" con respecto a su informe sobre la planta de biometanización de Ultzama.

Asimismo, se ha ratificado en "todas las conclusiones de la fiscalización, que son correctas, válidas, fundamentadas y probadas" y ha asegurado que "están soportadas con evidencia suficiente, válida, relevante y fiable". "Se trata de un informe riguroso que solo incluye la información sustentada por evidencia de auditoría", ha subrayado.

Olaechea ha contestado de esta manera en un comunicado a las declaraciones del parlamentario de UPN, Sergio Sayas, en la comisión de investigación sobre la planta de Ultzama, en las que afirmó que la Cámara de Comptos "nunca hasta la fecha había tenido una presidenta que actuara de manera tan sectaria y tan política como la que hemos visto en esta ocasión" y aseguraba que el informe sobre esta instalación "está repleto de errores, falsedades, incoherencias y elucubraciones".

Al respecto ha criticado los intentos de "desviar la atención lanzando graves acusaciones a una institución técnica cuya credibilidad se basa en haber actuado siempre, también en esta ocasión, con profesionalidad, objetividad e independencia".

La presidenta de la Cámara de Comptos ha señalado que "estamos ante un proceso con graves irregularidades del Ayuntamiento de Ultzama" entre las que ha señalado que "la adjudicación del anteproyecto, proyecto y dirección de obra se formalizaron después de haberse hecho esos trabajos, tratando así de dar cobertura legal a una actuación irregular que no respetó los principios básicos de la contratación pública". "Tampoco se cumplió la legalidad en la contratación y posterior cesión del contrato, ni en las subcontrataciones", ha añadido.

De la misma manera, Olaechea ha afirmado que se ha constatado "que se creó un doble entramado contable"; por un lado, entre la adjudicataria del contrato -Levenger- y la empresa a la que se lo cedió -Bioenergía Ultzama-, con la intermediación del Ayuntamiento de Ultzama; y por otro, Bioenergía Ultzama con varias empresas proveedoras. De la misma manera, ha explicado que "el análisis de los movimientos de fondos entre esas entidades constata un sobrecosto de más de un millón de euros y el cobro de subvenciones de dos departamentos del Gobierno de Navarra por el mismo concepto" que ha supuesto una "sobrefinanciación pública" de 341.000 euros.

"A la vista de esas irregularidades, la Cámara de Comptos remitió el informe al fiscal superior de Navarra y al fiscal jefe del Tribunal de Cuentas para que, en su caso, depuraran las posibles responsabilidades en los ámbitos penal y contable. El primero archivó el asunto y el Tribunal de Cuentas lo está analizando en la actualidad", ha recordado.

Comptos, "en este caso, igual que en todos los que observa indicios de este tipo, actuó cumpliendo con su obligación de remitir esa información a los órganos competentes", ha manifestado Olaechea que ha precisado que "la decisión en el ámbito judicial no invalida nuestras conclusiones".

Asimismo, la presidenta del órgano fiscalizador ha contestado a las acusaciones de UPN de "falta de colaboración con el Parlamento" por no entregar a la comisión borradores del informe. En este sentido, Olaechea ha señalado que Comptos "manifiesta su opinión a través de su informe" que "como es lógico tiene detrás muchos papeles de trabajo y varios borradores". "Son documentos internos, parciales, que varían según avanza la fiscalización y, por lo tanto, no reflejan la opinión de la institución", ha remarcado la presidenta del órgano fiscalizador que ha afirmado que Comptos ha actuado "correctamente" no trasladando a la comisión papeles de trabajo y borradores.

Asun Olaechea ha indicado que la Cámara de Comptos "tiene como objetivo principal velar por el buen uso de los fondos públicos, poniendo el acento en las debilidades y ofreciendo recomendaciones para mejorarlas". En el caso de la planta de Ultzama, ha apuntado, "hemos constatado que se trata de un proyecto con numerosas irregularidades y muy deficiente planificación, ejecución y gestión". "Una infraestructura proyectada para treinta años, actualmente abandonada, en la que se han perdido más de tres millones de dinero público. Sin olvidar la incertidumbre económica que ha generado al Ayuntamiento de Ultzama", ha remarcado.

Contador