La PAH pide un mayor parque de vivienda pública en alquiler "asequible" en Navarra

Concentración de la PAH
EUROPA PRESS
Publicado 13/01/2018 13:18:23CET

PAMPLONA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de personas han participado este sábado en una concentración en Pamplona, convocada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Navarra, en la que se ha reivindicado la necesidad de "vivienda en alquiler asequible y de viviendas sociales".

En este sentido, la plataforma ha indicado que el Ayuntamiento de Pamplona "ha rehabilitado 79 viviendas para ponerlas en alquiler social, pero tiene 91 viviendas vacías mientras más de 300 familias le han solicitado una vivienda en alquiler por estar en emergencia habitacional". Por su parte, el Gobierno foral "tiene un plan de construcción de 524 viviendas para alquiler en esta legislatura, pero hay más de 5.100 familias en Navarra que están necesitadas de este tipo de vivienda", ha destacado. Una cifra, han asegurado, "manifiestamente insuficiente".

La movilización de este sábado forma parte de los actos que la plataforma va a organizar para dar a conocer su propuesta de Ley de Vivienda, que se registró el pasado 10 de enero en el Congreso de los Diputados con el apoyo de Unidos Podemos, ERC, Compromis y EH Bildu. Una ley basada en cinco ejes: la dación en pago con efectos retroactivos, la lucha contra la pobreza energética, alquileres "asequibles", vivienda social y la paralización de los desahucios.

"Por fin ha llegado el momento de presentar batalla al Gobierno del PP que cada día se presenta falsamente en el Congreso y foros internacionales como el gobierno que ha acabado con la emergencia habitacional, cuando sabemos de sobra que es el PP el Gobierno de los desahucios, de los cortes de suministros y de los alquileres descontrolados", han destacado los portavoces de la PAH, Begoña Alfaro y Iosu Osta, en un comunicado que han leído en castellano y euskera.

La PAH ha asegurado que entre 2013 y 2016 "más de 600 familias han perdido su vivienda por desahucios bancarios, y otras 981 también han sido desahuciadas, pero en este caso por no poder pagar el alquiler", cuyo precio medio, ha destacado, aumentó el año pasado un 15,8%. Además, ha destacado que "un 9% de familias están en situación de pobreza en Navarra".

Frente a esto ha criticado que "la banca en Navarra, después de desahuciar, tiene más de 400 viviendas vacías". "Sólo en Pamplona dispone de 348 pisos en propiedad, de los que la mayor parte están vacíos", ha reprochado.

Asimismo, ha lamentado que la Ley Foral 24/2013 de medidas urgentes para garantizar el derecho a la vivienda "está paralizada por un recurso del PP ante el Constitucional". Una ley, ha resaltado, "que hubiera permitido expropiar temporalmente las viviendas vacías de los bancos para destinarlas al alquiler social de las familias necesitadas".

"NO HAY VIVIENDA PARA UNA PARTE MUY IMPORTANTE DE LA POBLACIÓN"

En declaraciones a los periodistas, la portavoz de la PAH de Navarra, Begoña Alfaro, ha indicado que en estos momentos, tanto en Navarra como en el conjunto de España "no hay vivienda para una parte muy importante de la población". "Tenemos familias que no están en situación de acceder a viviendas en régimen de propiedad porque las condiciones que establece la banca son las que son y buscando el beneficio propio exclusivamente", ha subrayado.

Al respecto, ha abogado por "abrir el mercado del alquiler, regulando precios, ampliando plazos y, sobre todo, poniendo a disposición de las familias en riesgo de exclusión o más vulnerables un parque público de vivienda amplio y abundante para que puedan acceder en unas condiciones que sean asequibles".

Alfaro ha criticado que en 2013 "el Gobierno del PP redujo la duración de los alquileres de cinco años que había en la legislación anterior a tres años" y "dejó de condicionar la subida de los precios del alquiler al IPC, es decir, se permitió libertad absoluta para regular los precios del alquiler", lo que ha provocado "unos incrementos más que notables". Al respecto, ha pedido que se modifique la Ley de Alquileres para que el contrato mínimo de las viviendas en alquiler vuelva a los cinco años, y se fije en 10 años en los casos de viviendas propiedad de bancos e inmobiliarias.