Pamplona y MCP "amabilizan" el centro con peatonalizaciones y nuevas regulaciones de tráfico

 

Pamplona y MCP "amabilizan" el centro con peatonalizaciones y nuevas regulaciones de tráfico

Contador
El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron
EUROPA PRESS
Actualizado 10/05/2017 16:25:42 CET

Las obras de adecuación en Ensanches y Casco Viejo empezarán tras San Fermín y en septiembre se estrenan los nuevos recorridos de villavesa

PAMPLONA, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Después de Sanfermines comenzarán los trabajos para llevar a cabo las actuaciones recogidas en el Plan para la Amabilización del Centro, que pretende una transformación integral de Pamplona hacia un nuevo modelo de ciudad y de movilidad.

El plan, cuyo borrador se presentó hace más de un año, incluye actuaciones en más de una docena de calles de los ensanches y el Casco Antiguo para reducir el tráfico del vehículo privado, para acercar las líneas del transporte urbano comarcal al Casco Antiguo y para priorizar al peatón y medios de transporte sostenibles como la bicicleta.

Entre otras medidas, se regulará el tramo de Navas de Tolosa frente al Parlamento para uso exclusivo de autobuses y bicicletas; se reducirán los carriles de circulación en Yanguas y Miranda (de plaza de la Paz a Sarasate), Navas de Tolosa, José Alonso, Padre Moret o Taconera; se peatonalizarán las calles Bosquecillo, General Chinchilla, Alhóndiga y Vínculo; se abrirá para autobuses el cruce de Paulino Caballero con avenida Baja Navarra; o serán plazas de aparcamiento exclusivo para residentes de los sectores 1 y 2 el Primer Ensanche y el cuadrante delimitado por la calle San Ignacio, paseo de Sarasate, Conde Oliveto y Yanguas y Miranda.

El alcalde de Pamplona, Joseba Asiron, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, Aritz Ayesa, la directora de Proyectos y Conservación Urbana, Cristina Arregi, y el director de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Xabier Ibáñez, han presentado estos cambios que tienen como fecha de referencia el 4 de septiembre, día en el que se pondrán en marcha las moificaciones en el transporte urbano comarcal derivados de este proyecto y que afectarán a cuatro líneas: la 4 (Barañáin - Villava), la 9 (UPNA - RENFE), la 12 (Ermitagaña - Mendillorri) y la línea 3 (circular oeste: centro - Ansoáin).

18 MESES DE TRABAJO

En su intervención, el alcalde ha destacado que con esta actuación la apuesta por un nuevo modelo de ciudad y un nuevo concepto de movilidad que priorice transporte público, peatón y transportes saludables como la bicicleta se convertirá en una realidad a través de una actuación cuyo objetivo central es "dar calidad al espacio urbano del centro de la ciudad llevando a cabo una transformación integral de Pamplona cuyo impulso comienza este mismo año".

La conexión de esta intervención con la reordenación de la zona de Trinitarios-Portal Nuevo y el impulso del corredor sostenible de Pío XII configuran los tres ejes centrales de esta nueva política de movilidad.

Tanto Joseba Asiron como Aritz Ayesa han valorado también el trabajo conjunto llevado a cabo que por primera vez desde una triple perspectiva de cooperación: interáreas, interinstitucional y con los agentes económicos sociales y vecinales. El eje central del trabajo durante estos 18 meses ha girado en torno al Grupo Técnico de Movilidad formado por personal de Seguridad Ciudadana y Convivencia, de Proyectos y Conservación Urbana, de Ecología Urbana y Movilidad y de Gerencia de Urbanismo.

En segundo lugar, ha habido un trabajo interinstitucional a través de la integración del personal de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona en ese grupo técnico. Y, finalmente, la participación de grupos de interés de los dos barrios en el diseño final de este plan que ha recibido aportaciones de representantes del comercio, de la hostelería y del vecindario a través de procesos como 'Lo Viejo se Mueve'.

Los trabajos para llevar a cabo las actuaciones que recoge este proyecto comenzarán después de San Fermín, aunque puede haber algunos trabajos preparatorios que se inicien antes. El Plan se presenta en dos fases: la primera, la que se realiza a lo largo del presente año, tiene un presupuesto de 606.284,63 euros y se centra en las actuaciones básicas para la adecuación del espacio urbano del centro tanto a las peatonalizaciones previstas, como a los cambios de tráfico, ampliación de aceras, cambios de señalética, construcción de isletas, traslado de marquesinas y adecuación de los sistemas de control de acceso al Casco Antiguo (colocados ya de forma provisional y a modo de pruebas desde diciembre).

Cumplimentada esta fase, de la que se informará a la ciudadanía través del buzoneo de documentación con los cambios, a partir de septiembre se abrirá un periodo de 6 meses de seguimiento, análisis y evaluación continua de los cambios realizados, plazo en el que se ajustarán las medidas para minimizar posibles afecciones negativas.

La premisa es que las actuaciones llevadas a cabo en esta primera fase tengan posibilidad de reversibilidad si se demuestran poco eficaces sin que ello suponga la obligación de llevar a cabo grandes obras. Estas llegarán de cara a 2018, año en el que está previsto realizar la reurbanización definitiva que consolidará los cambios.

En cifras, además de acercar las paradas de cuatro villavesas al centro, estos cambios implicarán la reducción de cerca de 15.000 desplazamientos diarios en vehículos privados por el centro, la intervención directa en 12 calles y la creación de dos nuevos espacios de circulación vecinal. Asimismo y asociados a este plan se prevé la puesta en marcha de un aparcamiento disuasorio en la zona de Trinitarios y el impulso al parking-polideportivo de Santo Domingo.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies