Pamplona prevé reformar ocho escuelas infantiles de titularidad municipal

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Pamplona prevé reformar ocho escuelas infantiles de titularidad municipal

Maider Beloki
EUROPA PRESS
Publicado 02/11/2016 13:15:04CET

   PAMPLONA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona va a plantear en la reunión de su Junta de Gobierno de este miércoles un programa de reformas y adecuación de ocho centros de la red de titularidad municipal para adecuarlos al Decreto Foral 28/2007, que regula el primer ciclo de Educación Infantil.

   Se trata de un programa que se prevé desarrollar en los próximos cuatro años, con más de 2,3 millones de euros solo en reformas, que implicaría el cierre temporal de algunos centros durante parte del curso y la reubicación de los menores en otras instalaciones para ejecutar las obras.

   Esta cifra supone multiplicar por más de 20 el conjunto de las inversiones que el Ayuntamiento de Pamplona hizo en la red de Escuelas Infantiles en el periodo 2011-2015, cuando se invirtieron en total 105.433 euros en obras de mejora, sin que esto supusiera adecuar los centros a lo establecido en la legislación foral.

   Así lo ha destacado en rueda de prensa la concejala delegada de Cultura, Política Lingüística, Educación y Deporte y presidenta del organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales, Maider Beloki, quien ha comparecido junto al gerente de Escuelas Infantiles, Alfredo Hoyuelos, y a la directora de Conservación Urbana y Proyectos, Cristina Arregi.

   Beloki ha adelantado que este plan incluye, además del presupuesto para reformas de más de 2 millones de euros, una propuesta de inversión adicional de casi 2,5 millones de euros para la construcción de una nueva escuela infantil en Lezkairu (edificada en la zona o de construcción modular), lo que implicaría el futuro cierre definitivo de la E.I. Rotxapea, con problemas estructurales de difícil solución.

   El Ayuntamiento es titular de doce escuelas infantiles, que forman parte del organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales de Pamplona. Cuatro de ellas cumplen la normativa y ocho no; y es que los incumplimientos de la legislación pueden poner en riesgo la aportación económica del Departamento de Educación del Gobierno y la propia apertura de los centros.

   Las escuelas infantiles José María Huarte, Hello Buztintxuri, Hello Azpilagaña y Printzearen Harresi reúnen los requisitos que se establecen en el Decreto Foral 28/2007. De los ocho centros que no cumplen esos requisitos, en tres casos, Goiz Eder, Izartegi y Mendillorri, las intervenciones para acatar las condiciones establecidas por la ley podrían acometerse mientras se desarrolla la actividad, sin tener que cerrar la escuela.

   Las reformas que requieren los otros cinco centros, Rotxapea, Haurtzaro, Hello Egunsenti, Donibane y Mendebaldea, son de mayor importancia y requieren, por tanto, más partida presupuestaria y más plazo de ejecución.

   Los problemas estructurales de la E.I. Rotxapea tienen difícil solución y un alto coste, por lo que no se van a llevar a cabo. Así las cosas, en próximos años el centro podría cerrar sus puertas como escuela infantil y se podría utilizar el edificio para ofrecer otros servicios educativos a la ciudadanía.

   Las obras que se pretenden acometer en los otros cuatro centros se calcula que tendrían una duración de seis meses, por lo que sería necesario el cierre de las escuelas y la reubicación de los menores matriculados durante parte del curso. Respecto al presupuesto, el organismo autónomo cuenta con una partida de unos 500.000 euros cada año para realizar obras de reestructuración y reforma en las escuelas que, según el plan de desarrollo previsto de los trabajos, habría que aumentar en próximos ejercicios.

PLAN DE TRABAJO Y PROPUESTAS DE DESARROLLO

   El plan de trabajo que se pretende desarrollar comenzaría el próximo curso 2017 - 2018. Según las primeras valoraciones de los arquitectos municipales, las obras en Haurtzaro costarían unos 560.000 euros y las de Hello Egunsenti de 500.000 euros, que se corresponderían con el presupuesto de dos ejercicios económicos, el de 2017 y el 2018.

   La idea sería ofertar plazas en 11 escuelas infantiles en lugar de las 12 existentes. De esta manera se podrían realizar en el primer semestre de curso, desde el verano hasta diciembre, las obras en Haurtzaro y entre enero y junio las de Hello Egunsenti.

   El procedimiento sería el siguiente: en la E.I. Rotxapea se juntarían los menores matriculados en ese centro y en Haurtzaro para así poder acometer las obras en esta última escuela entre julio y diciembre de 2017. De enero a junio de 2018, mientras se lleven a cabo las obras en Hello Egunsenti, los niños y niñas allí matriculados serían acogidos en las reformadas instalaciones de Haurtzaro.

   Las obras en Donibane y Mendebaldea se dejarían para años posteriores, para los ejercicios 2019 y 2020. El coste previsto de remodelación es de 600.000 euros en la E.I. Donibane y de 700.000 en la E.I. Mendebaldea. En estos dos casos, el problema es más complejo pues no hay escuelas infantiles cercanas que puedan acoger a los menores de esos centros de manera temporal.

   El organismo autónomo Escuelas Infantiles Municipales se ha puesto en contacto con las direcciones de los colegios públicos Iturrama, Ermitagaña, José María Huarte y San Juan de la Cadena, pero tampoco disponen de espacios libres para reubicar a ese alumnado de 0 a 3 años.

   Con estas circunstancias, se tienen que valorar dos opciones. La primera sería la construcción de una nueva escuela infantil en Lezkairu, con un presupuesto de unos 2,5 millones de euros, en la que se reubicaría provisionalmente a los menores de Donibane y Mendebaldea en dos periodos, de julio a diciembre de 2019 unos y de enero a junio de 2020 otros, para así acometer las reformas en esos dos centros. La ciudad contaría así con una nueva escuela que paliaría el cierre de la E.I. Rotxapea, aunque en el caso concreto de estas reubicaciones provisionales, quedaría lejos de los actuales centros Donibane y Mendebaldea.

   Por ello, se baraja una segunda opción que pasaría por construir una escuela modular en un solar de la calle Arcadio María Larraona, que pudiera acoger a los menores matriculados durante las obras en sus centros. Una vez terminadas estas reformas, la escuela modular podría trasladarse a Lezkairu para su ubicación definitiva.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies