El Parlamento de Navarra pide al Gobierno vasco que "respete la realidad" de la Comunidad foral

Actualizado 19/05/2008 16:54:34 CET

PAMPLONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra aprobó hoy una declaración institucional, con la abstención de Nafarroa Bai, en la que pide que "el Gobierno vasco respete la realidad institucional de la Comunidad foral".

La declaración fue presentada por el PSN, después de que el lehendakari, Juan José Ibarretxe, haya anunciado su intención de plantear a José Luis Rodríguez Zapatero la creación de un órgano común entre País Vasco y Navarra. La propuesta del PSN contó con la abstención de Nafarroa Bai y el apoyo de UPN, CDN e Izquierda Unida.

NaBai presentó un texto alternativo que contó con el apoyo de IUN y el rechazo del resto de grupos. La propuesta de Nafarroa Bai pedía que el Parlamento de Navarra, como representación democrática del pueblo navarro se comprometiera e instara al Gobierno de Navarra a que fuera "la decisión política libre y directamente expresada de los ciudadanos-as de Navarra, el cauce y el límite de propio status y futuro político de Navarra".

En el texto aprobado, el Parlamento de Navarra pide al Gobierno vasco que "respete la realidad institucional de la Comunidad foral, realidad institucional ratificada elección tras elección con el apoyo mayoritario de la ciudadanía a los partidos políticos partidarios de su actual configuración".

Igualmente, la Cámara foral manifiesta su "interés por que el Gobierno de Navarra defienda con todos los medios legales a su alcance la actual realidad institucional de la comunidad, por ser esa la voluntad mayoritaria de sus ciudadanos, libre y democráticamente expresada en las urnas".

Además, el Legislativo reitera "el deseo de una fructífera y cordial relación con las instituciones de la Comunidad Autónoma de Euskadi, reflejo de las relaciones existentes entre los ciudadanos de una y otra comunidad".

Según consta en la declaración aprobada, "dicha relación solo podrá cimentarse en el respeto político a la voluntad mayoritaria de los navarros y navarras, y en el respeto y lealtad a la actual configuración institucional".

El portavoz socialista, Roberto Jiménez, dijo que "el futuro de los navarros lo deciden los navarros" y añadió que, con la Comunidad Autónoma Vasca, "nos queremos llevar bien porque es una comunidad vecina donde hay unos lazos estrechos de muchas naturalezas, pero esas relaciones tienen que estar basadas en el respeto".

Además, Jiménez afirmó que la abstención de Nafarroa Bai se "muestran las contradicciones" de la coalicción, y afirmó que "por un lado dice defender el estatus institucional de la Comunidad foral sin ambages, pero por otro lado, cuando tiene que votar, prefiere no posicionarse en contra de la propuesta de Ibarretxe". "Esta propuesta claramente está faltando al respeto de la Comunidad foral y del conjunto de todos los navarros", dijo.

El portavoz de UPN, Carlos García Adanero, afirmó que Ibarretxe "siendo el presidente autonómico con menos apoyo popular, tiene unos aires de grandeza propios de un emperador" y demandó al lehendakari que deje a Navarra "en paz". "Que no utilice el Gobierno vasco, que es una institución pública, como si fuera un chiringuito de su partido y que respete a la Comunidad foral de Navarra y a sus ciudadanos", añadió.

Además criticó a Nafarroa Bai por su abstención y manifestó que "más vale que la coalición no accedió al Gobierno de Navarra en su día porque si no en estos momentos estaríamos en Navarra en época de liquidación".

El portavoz de NaBai, Patxi Zabaleta, replicó que la propuesta presentada por el PSN es "un sutil artilugio que cierra los pasos y obstruye la posibilidad de que el pueblo navarro pueda hablar directamente y no a través de lo que son las interpretaciones de su participación en las diferentes elecciones".

Por ello, explicó que su grupo presentó una propuesta que recoge que "el Parlamento se compromete e insta al Gobierno de Navarra a que será la decisión política libre y directamente expresada de los ciudadanos de Navarra, el cauce y el límite del estatus y futuro político de Navarra".

Los portavoces de CDN y de IUN, Juan Cruz Alli y Ion Erro, respectivamente, apoyaron la declaración socialista. Erro consideró que "el lehendakari ha realizado una clara intromisión en lo que deben de ser las relaciones normalizadas entre dos comunidades autónomas".