El Parlamento de Navarra rechaza el ingreso en prisión de ex mandatarios catalanes

Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra.
PARLAMENTO DE NAVARRA - Archivo
Publicado 26/03/2018 12:39:49CET

El Legislativo foral rechaza las pintadas en la casa del juez Llarena con la abstención del cuatripartito

PAMPLONA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este lunes una declaración institucional por la que muestra su rechazo al ingreso en prisión el pasado viernes de varios ex mandatarios catalanes y pide al Gobierno central que "desista en su estrategia represiva y emprenda la vía del dialogo y del respeto de los derechos civiles y políticos".

El texto ha sido presentado conjuntamente por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra a la sesión de Mesa y Junta celebrada este lunes y no ha recabado ningún apoyo adicional, dado que UPN, PSN y PPN han votado en contra de la declaración.

Con este texto, el Parlamento foral muestra su "máxima preocupación y rechazo" por el ingreso en prisión de Jordi Turull, Josep Rull, Raúl Romeva, Dolors Bassa y Carme Forcadell y les muestra su "solidaridad".

Además, ha acordado concentrarse este mediodía frente a la sede del Parlamento para "denunciar la situación de excepcionalidad democrática que se está viviendo en Cataluña y apostar por el diálogo y la negociación como únicas vías para la resolución de conflictos políticos".

RECHAZO A LAS PINTADAS CONTRA LLARENA

Por otro lado, la Junta de Portavoces también ha aprobado un texto presentado por el PPN por la que el Parlamento de Navarra rechaza las pintadas amenazantes aparecidas en casa del juez Pablo Llarena. En esta ocasión, el texto ha salido aprobado con el voto a favor de UPN, PSN y PPN, mientras que el cuatripartito se ha abstenido.

Por último, no ha prosperado una iniciativa del PSN que pedía que el Parlamento de Navarra declarara su "profundo compromiso con el Estado de Derecho, con la democracia y con la separación de poderes, respetando las decisiones judiciales". El mismo texto abogaba por "la convivencia democrática en Cataluña, entendiendo, escuchando y dialogando tanto con aquellos que legítimamente defienden unos intereses como con quienes lo hacen con los contrarios, velando, en ambos casos por el debido cumplimiento de las reglas democráticas".

Los socialistas también pedían a los partidos políticos catalanes que construyan "puentes y nuevas posibilidades ejecutivas, tratando de construir un Gobierno plural, integrado, solidario y europeísta" y que del mismo modo las fuerzas políticas de España se sienten en la mesa de evaluación del modelo territorial recientemente constituida en el Congreso de los Diputados, "un espacio imprescindible para construir un territorio en el que quepamos todos".

(Habrá ampliación)