El Parlamento se solidariza con la situación de "los palestinos refugiados en campos y diseminados por el mundo"

Publicado 23/11/2015 15:52:41CET

OLITE, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional por la que se solidariza con "la situación de las personas palestinas refugiadas en campos y diseminadas por el mundo".

El texto, presentado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, ha contado con el voto a favor de los proponentes y del PSN, mientras que UPN y PPN se han abstenido.

En concreto, el Parlamento de Navarra se solidariza con "la situación de las personas palestinas que fueron convertidas en refugiadas en 1948 y las que también lo fueron en 1967, las cuales viven desde entonces en campos del Líbano, Jordania y Siria y diseminadas por el mundo; al tiempo que exhorta a la comunidad internacional para que respete y haga respetar la legalidad internacional y de ese modo garantice el derecho al retorno de las personas desplazadas, que acabe con la ocupación de los Territorios Ocupados, tanto de Gaza como de Cisjordania y de Jerusalén Oriental, y el cese del bloqueo a Gaza".

La Cámara foral reconoce, además, el derecho de la población palestina a "un sistema de planificación justo y no discriminatorio con participación comunitaria en todos los niveles del proceso de planificación que ponga fin a la demolición de casas propiedad de palestinos, escuelas e infraestructuras civiles que originan despojos y desplazamientos".

En tercer lugar, el Parlamento de Navarra "felicita" el trabajo realizado por la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina y considera "necesario" para continuar con el mismo que "se respete el cumplimiento del Derecho Humanitario Internacional y se facilite el acceso a las Agencias de Naciones Unidas y ONGs para distribuir la ayuda humanitaria y asistir a la población civil".

Finalmente, la Cámara solicita al Gobierno de España que, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, traslade esta declaración a las instituciones competentes en Israel, Siria, Líbano, Jordania, Franja de Gaza y Cisjordania a las que "hace un llamamiento para que cumplan los compromisos adquiridos y se garantice la no vulneración de los Derechos Humanos del pueblo palestino al que hay que considerar como una parte integral de cualquier acuerdo final".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies