El pleno de Berriozar aprueba la 'moción ética' sin NaBai y ANV, que se ausentan por la muerte del padre de un edil

Actualizado 19/05/2008 22:50:15 CET

El alcalde (NaBai), que gobierna con ANV, dice que se siente "obligado por todas las cuestiones que se aprueban en el pleno"

PAMPLONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Berriozar aprobó hoy con los votos de UPN, PSN, IU y CDN la 'moción ética' en la que se pide el cese de los ediles de ANV de sus responsabilidades de Gobierno en caso de que no condenen la violencia.

En el debate de esta moción no participaron ni los concejales de Nafarroa Bai ni los de Acción Nacionalista Vasca, que se ausentaron del pleno por la muerte hoy del padre del portavoz municipal de ANV. El alcalde de Berriozar, de NaBai, se quedó en el salón de plenos para dirigir la sesión, pero no intervino en el debate.

NaBai y ANV habían pedido la suspensión del pleno extraordinario, precisamente haciendo alusión a la "ética" del resto de grupos, pero esta demanda no fue aceptada, entendiendo las demás formaciones que no era causa suficiente para interrumpir la actividad municipal.

En cualquier caso, la ausencia de Nafarroa Bai y ANV no alteró el resultado que estaba inicialmente previsto en el pleno extraordinario de esta tarde, ya que UPN, PSN, IU y CDN cuentan con mayoría absoluta.

Además de la denonimada 'moción ética', presentada por el PSN, fueron aprobadas otras dos mociones, también presentadas por el grupo socialista. En una de ellas se pide que se disuelva el grupo municipal de ANV, en ejecución del auto de suspensión de actividades dictado por la Audiencia Nacional, y en otra se condenan los atentados de ETA en Legutiano y en Getxo.

Tras la aprobación de estas mociones, el alcalde de Berriozar, Xabier Lasa, que mantiene un pacto de Gobierno con ANV, indicó en declaraciones a los periodistas que se siente "obligado por todas las cuestiones que se aprueban en pleno y serán consideradas con el debido respeto". "Los gobiernos son variables y nada es estático en este mundo, y tampoco un gobierno municipal", dijo.

El Ayuntamiento de Berriozar está compuesto por tres ediles de Nafarroa Bai, tres de ANV, tres de UPN, dos del PSN, uno de CDN y otro de IUN. La alcaldía está en manos de Nafarroa Bai y ANV forma parte del equipo de gobierno.

En la 'moción ética' se exige "la dimisión o cese" de los concejales que no suscriban los principios que se recojan en la iniciativa, entre otros, "el respeto a la dignidad humana como fundamento de los derechos y libertades que de ella se derivan y especialmente el derecho a la vida".

Igualmente, la moción exige "la defensa de todos los derechos humanos de todas las personas y el rechazo a cualquier vulneración de los mismos" así como "el reconocimiento y garantía del pluralismo político, social, ideológico e identitario".

El portavoz del PSN en Berriozar, José Antonio Navidad, afirmó que "ANV no puede, tras los últimos atentados de ETA y ataques o amenazas contra cargos públicos, seguir como si no hubiera pasado nada dentro del equipo de Gobierno de Berriozar" y consideró que "es una necesidad de higiene democrática que los que justifican la violencia no gobiernen las instituciones públicas".

Por su parte, el portavoz de UPN, Sergio Sayas, criticó que "ANV tiene responsabilidades de gobierno porque alguien quiere que sea así", e hizo referencia expresa al alcalde para manifestar que "da pábulo a quienes amparan el terrorismo y a quienes apuestan por la violencia".

Sayas se mostró convencido de que "el alcalde no va a hacer absolutamente nada" para ejecutar la moción y, en previsión de ello, planteó la posibilidad de presentar una moción de censura para desalojar de la alcaldía a Xabier Lasa.

A este asunto se refirió la edil de Izquierda Unida, Laura Jiménez, quien pidió al alcalde que rompa su pacto de Gobierno con ANV y se mostró dispuesta a "garantizar la gobernabilidad de Berriozar, pero no desde la confrontación, como propone UPN", sino con la colaboración de todos los grupos, salvo el de Acción Nacionalista Vasca.

No obstante, a preguntas del resto de grupos, no concretó si apoyaría una moción de censura contra el alcalde si éste no renuncia a su pacto con ANV. En este caso, el voto de IU sería necesario para que prosperara una candidatura alternativa a la alcaldía de Nafarroa Bai.

CUMPLIMIENTO DEL AUTO DE GARZÓN

En el siguiente punto del orden del día, UPN, PSN, IU y CDN volvieron a reunir sus votos para sacar adelante una moción en la que se señala que "el Ayuntamiento de Berriozar ha de cumplir las resoluciones judiciales, gusten o no gusten, y así se debe hacer en sus propios términos".

Las consecución de la ejecución de esta moción debería ser la disolución del grupos municipales de ANV en Berriozar. Los ediles de esta formación pasarían a ser concejales no adscritos y mantendrían sus percepciones económicas.

Finalmente, el pleno del Ayuntamiento aprobó con los mismos votos una moción de condena por el asesinato del guardia civil Juan Manuel Piñuel en un atentado perpetrado la semana pasada por ETA en Legutiano. La moción fue presentada por el PSN y a ella se agregó una enmienda 'in voce' presentada por UPN para condenar también el atentado perpetrado la pasada madrugada en Getxo.

El texto aprobado es el mismo que ya vio luz verde la semana pasada en el Parlamento de Navarra y en el que se realiza "una nueva apuesta por la unidad de las fuerzas políticas y de toda la sociedad para acabar con ETA y para defender los valores de la libertad y la democracia y el respeto a los derechos humanos, entre los que por encima de todos se encuentre el derecho a vivir dignamente sin miedo y sin amenazas de los terroristas".