La Policía Foral atiende durante el fin de semana 18 accidentes de tráfico

 

La Policía Foral atiende durante el fin de semana 18 accidentes de tráfico

Accidente de tráfico en Burgui
EP/POLICÍA FORAL
Actualizado 26/02/2017 14:13:07 CET

   PAMPLONA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Foral ha atendido desde el viernes a la tarde, 18 accidentes viales por colisiones entre vehículos, atropellos a animales o peatones, en los que siete personas han sido trasladadas a distintos centros hospitalarios de Navarra.

   Esta misma mañana, un joven de 23 años vecino de Isaba ha sido imputado por un delito contra la Seguridad Vial, al arrojar una tasa de alcohol de 0,84 mg/l después de que el vehículo que conducía colisionara con otro que circulaba en dirección contraria en la NA-137, en el término municipal de Burgui.

   El accidente ha ocurrido por embestida oblicua central derecha donde, además de los daños materiales en los vehículos implicados y en la señalización vertical, el ocupante de uno de los turismos ha resultado herido leve, ha informado en una nota la Policía Foral.

   El accidente con mayor número de heridos, dos de ellos menores, todos leves y ya dados de alta, ha ocurrido esta pasada madrugada en la PA-30 a su paso por Burlada. Dos vehículos colisionaban y el conductor responsable del accidente daba positivo por alcoholemia (0.76 mg/l) en las pruebas realizadas.

   También se trasladó al Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), por precaución, a un peatón que resultó herido leve tras ser atropellado en la Avenida Guipúzcoa de Berriozar y al Hospital de Estella al conductor de un turismo que resultó herido leve al salirse de la vía en Allo.

   El resto de accidentes ocurrieron en Cordovilla (2), Polígono Morea Sur de Beriáin, en la A-15 a su paso por Zizur Mayor, en la Autopista de Navarra en Castejón, en Barásoain, Egüés, Ororbia, Falces, en la N-135 (Esteribar), Larraga, Cadreita, Olazagutía y Cascante.

CONDUCCIÓN TEMERARIA Y QUEBRANTAMIENTO DE MEDIDA CAUTELAR

   Asimismo, agentes de Seguridad Ciudadana adscritos a la Comisaría de Estella, fueron movilizados por el Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral al tener conocimiento de una conducción temeraria ocurrida en las inmediaciones del cementerio de la mencionada localidad.

   La patrulla localizó al turismo infractor y su conductor, un joven de 18 años y vecino de Estella, A.H.J., fue imputado por un presunto delito de conducción de vehículo sin haber obtenido nunca autorización. Además se le imputó un segundo delito de quebrantamiento de medida cautelar, ya que en el asiento del copiloto viajaba una joven sobre la que tenía una orden de alejamiento en vigor.

   El segundo de los imputados, por un presunto delito de conducción superando las tasas establecidas de bebidas alcohólicas, es un vecino de Elizondo, J.C.P.O., de 56 años. Una patrulla de Seguridad Ciudadana observó una conducción irregular de un vehículo cuyo conductor circulaba sin cinturón de seguridad e hizo caso omiso de las señales que le hacían los agentes. Una vez detenido el vehículo, los policías se percataron de un fuerte olor a alcohol por lo que le realizaron las pruebas de etilometría reglamentarias, arrojando una tasa de alcohol en aire expirado de 0,77 mg/l.

   En cuanto a Seguridad Ciudadana, se ha detenido en Murchante a un vecino de Tudela, J.V.B. de 36 años por un presunto delito de amenazas graves con exhibición de arma blanca. El detenido, en estado de embriaguez, después de discutir con una pareja en un bar, sacó un cuchillo de unos 10 centímetros con el que los amenazó. Patrullas de Seguridad Ciudadana y de Seguridad Vial adscritas a la Comisaría de Tudela movilizadas a través del 112, acudieron al lugar deteniendo al presunto autor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies