La Policía Foral destaca la ausencia de incidentes durante las fiestas de Alsasua y de Sangüesa

Publicado 18/09/2015 18:34:09CET

PAMPLONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral ha destacado la "ausencia de incidentes" y el "bajo número de denuncias tramitadas" en las fiestas patronales de Alsasua y Sangüesa, celebradas recientemente.

Según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado, en las fiestas de Alsasua, que se han celebrado entre los días 11 y 15 de septiembre, la Policía Foral estableció un dispositivo de seguridad integrado por 22 agentes de la Comisaría de Alsasua que contaron con apoyos puntuales de las Unidades Centrales de Tráfico y seguridad Vial, y Seguridad Ciudadana.

Durante las jornadas festivas se recogieron seis denuncias penales, todas ellas por delitos de daños. En cuanto a las denuncias administrativas, han sido tramitadas nueve, de las que cuatro están relacionadas con el tráfico (tres por alcoholemia positiva); dos se deben a tenencia de sustancias estupefacientes, dos son por alteración del orden público y una por orinar en la vía pública.

En los controles de seguridad ciudadana, fueron controladas un total de 48 personas y 30 vehículos. Además se realizaron patrullajes preventivos por el casco urbano, zonas comerciales y residenciales, estación de tren y autobús, zonas de ocio, polígonos industriales, áreas de servicio, etc. Asimismo, se realizaron patrullajes preventivos de seguridad ciudadana apoyados por personal de paisano, en zonas de aglomeración, susceptibles de producirse robos, trapicheo de droga o agresiones sexuales, colaborando a la ausencia de estos delitos.

FIESTAS DE SANGÜESA

En cuanto a las fiestas de Sangüesa, que han tenido lugar entre los días 11 y 17 de Septiembre, la Comisaría de la Policía Foral, que ha coordinado sus servicios con la Policía Local de Sangüesa y con la Guardia Civil, ha estado apoyada por las Unidades Centrales de las divisiones de Intervención, Tráfico y Seguridad Vial, Protección de Autoridades y de la Brigada de Juegos y Espectáculos, así como por el Grupo de Guías Caninos y Equipo de Control de Animales (ECA).

Durante las fiestas se han realizado 16 controles de seguridad ciudadana y cuatro de tráfico y seguridad vial, tras los que fueron interpuestas una denuncia por incumplimiento de la Ley de Seguridad Ciudadana, otra por infracción del decreto sobre venta de petardos, tres denuncias de tráfico y dos imputaciones por delitos contra la seguridad vial a conductores que sobrepasaron los límites de alcohol autorizados.

En los servicios prestados por la unidad de Tráfico se controlaron 138 vehículos y se sometió a los conductores a las establecidas pruebas de alcohol y drogas. Además se intervino en dos peleas y se realizaron patrullajes de seguridad ciudadana por la localidad, dando apoyo a la Policía Municipal en los diversos actos festivos como encierros, otros actos taurinos, procesión, fuegos artificiales etc.

El Grupo ECA (equipo de control de animales) de la Brigada de Medio Ambiente de la Policía Foral intervino también para anestesiar a una res. Las fiestas se iniciaron con un incidente en el desencajonamiento de las reses el día 10, en el que un cabestro y un toro resultaron muertos por los golpes de un hermano de camada, procediéndose el desalojo de los espectadores presentes en la Plaza de Toros para que las reses implicadas no tuvieran más estrés del imprescindible. La Brigada de Juego y Espectáculos de la Policía Foral ha estado presente en todos los eventos con muerte junto con personal uniformado de Policía Foral en la plaza de toros, junto a personal de Policía Municipal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies