La Policía Foral detiene a dos varones por traficar con 'speed' en Carcastillo y Estella

Droga incautada al detenido
POLICÍA FORAL
Publicado 17/03/2018 10:07:42CET

   PAMPLONA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Foral, adscritos a Tafalla y Tudela, han detenido recientemente en Carcastillo a un vecino de 26 años por un delito contra la salud pública, al traficar presuntamente con drogas.

   Los hechos se iniciaron en la vía pública, cuando una patrulla de seguridad ciudadana de Tafalla interceptó un vehículo sospechoso en el que viajaban dos personas. Una vez identificados, y debido a los antecedentes policiales que presentaba el conductor, fue cacheado, interviniéndose tres bolsitas de 'speed' y dos de cafeína para corte, con un pesaje total de 110 gramos, ha explicado la Policía Foral en un comunicado.

   Ante los indicios evidentes del delito solicitaron apoyo a patrulleros de Policía Judicial de la comisaría de Tudela para realizar una entrada y registro de su domicilio, que fue autorizada por el propio morador. En la misma se localizaron evidencias para el tráfico, como báscula de precisión, cuaderno de anotaciones, recortes de plástico para preparar dosis y alambre para su cierre.

   Las diligencias propias del atestado fueron remitidas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 1 de Tudela.

   Además agentes de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Estella, en colaboración con la Policía Municipal, han detenido a un vecino de 41 años por traficar con 'speed'.

   La investigación se inició tras las quejas de vecinos de la zona de Remontival, que alarmaron a la policía local para intervenir ante prácticas de trapicheo. Tras coordinar la información, una patrulla de seguridad ciudadana interceptó en la vía pública a un sospechoso, incautándosele en el cacheo 30 gramos de anfetamina y 750 euros fraccionados, presumiblemente provenientes de la venta de droga. Además se le intervino un táser, arma prohibida que dispara descargas eléctricas.

   Posteriormente se realizó una entrada y registro de su vivienda, donde se localizaron efectos para la comisión del delito como dos básculas de precisión, material para la confección de dosis y anotaciones de interés. Hay que señalar que el año pasado la Policía Foral ya lo detuvo por hechos similares.

   El Grupo de Policía Judicial ha remitido las diligencias propias del atestado al Juzgado de Instrucción nº 1 de Estella, donde deberá personarse próximamente.