La Policía Foral detiene en la última semana a cuatro hombres por delitos de malos tratos

Actualizado 29/09/2010 13:58:25 CET

Los episodios se han producido en Alsasua, Barañáin, Pamplona y el Valle de Egüés

PAMPLONA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral ha detenido en la última semana a cuatro hombres de edades comprendidas entre 29 y 42 años como presuntos autores de delitos de violencia contra las mujeres. Los episodios se han producido en Alsasua, Barañáin, Pamplona y el Valle de Egüés.

El pasado sábado fue arrestado en Barañáin un vecino de la localidad de 36 años como presunto autor de un episodio de malos tratos. Según relata la víctima, cuando regresó a su domicilio por la noche tras haber salido con una amiga, su pareja comenzó a insultarla y amenazarla gravemente. La mujer también manifestó que su pareja le llegó a golpear en el costado y le tiró del pelo durante la discusión.

El viernes, la Policía Foral detuvo en Pamplona a un vecino de la capital navarra de 29 años por haber agredido presuntamente a su ex pareja. Una patrulla fue alertada por el Centro de Mando para intervenir en un domicilio de Mendillorri. Allí, los agentes se encontraron con una mujer que manifestaba haber sido agredida por su ex pareja. El detenido, tras una discusión en el domicilio, le había insultado, amenazado e incluso le golpeó contra el sofá del salón. Tras la agresión, la víctima se puso en contacto con la Policía Foral, que comprobó los hechos y arrestó al presunto agresor.

El pasado miércoles fue detenido en Alsasua un vecino de la localidad de 36 años. La víctima manifestó haber sufrido un episodio de malos tratos el día anterior. La denunciante relató que desde el mes de julio de este año habían comenzado las discusiones en la pareja y que ella había sido objeto de insultos y amenazas constantes, llegando a ser expulsada del domicilio compartido por su pareja.

Por último, el martes 21 la Policía Foral arrestó a un vecino del Valle de Egüés de 42 años. La primera intervención en este caso estuvo protagonizada por la Policía Municipal del Valle de Egüés, que fue alertada para acudir a un establecimiento en el que se encontraba la pareja. La víctima de los presuntos malos tratos manifestó que su pareja le había golpeado en diversas partes del cuerpo.

Tras recabar las primeras diligencias, la Policía Municipal del Valle arrestó al presunto agresor y trasladó a la víctima a un centro de salud. Allí fue examinada por un médico que redactó posteriormente un parte de lesiones. El presunto agresor fue trasladado finalmente a la comisaría de la Policía Foral, que lo ha puesto a disposición judicial. La víctima, por su parte, denunció los hechos y solicitó una orden de protección.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies