La Policía Foral imputa a siete conductores por delitos contra la seguridad vial durante el fin de semana

Contador
Imagen del accidente en Caparroso.
EP/POLICÍA FORAL
Publicado 19/11/2017 12:25:15CET

PAMPLONA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Agentes de las comisarías de Policía Foral en Pamplona, Tafalla y Tudela han imputado a siete conductores por delitos relacionados con el consumo de alcohol. También se detuvo a la pareja de uno de los imputados por acometer contra uno de los policías, además de desobedecer, proferir amenazas y tratar de entorpecer su labor.

En la mañana del sábado, una patrulla de la comisaría de Policía Foral en Tafalla dio el alto en esa localidad a un turismo. Su conductor había perdido todos los puntos y se encontraba bajo la influencia de sustancias estupefacientes, por lo que resultó imputado.

Además, por la tarde el Centro de Mando y Coordinación de Policía Foral recibió varias llamadas en las que se alertaba de un conductor, posiblemente influenciado, que circulaba a gran velocidad por la recta de Arguedas. De hecho, hubo tramos en los que condujo en sentido contrario, obligando a varios vehículos a esquivarlo, ha informado la Policía Foral en una nota.

Una patrulla de la comisaría de Policía Foral interceptó el vehículo a la entrada de Tudela. Su conductor se negó reiteradamente a realizar las pruebas de etilometría, por lo que finalmente se le imputaron tres delitos: conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, negativa a realizar las pruebas y conducción temeraria.

En la madrugada del domingo, agentes de la comisaría de Policía Foral en Tafalla atendieron una salida vial en Caparroso. Al llegar al lugar, comprobaron que no se habían producido heridos, pero los ocupantes del vehículo presentaban síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por lo que el conductor fue imputado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

En esa misma localidad se estableció un dispositivo de control y drogas, en el que los agentes imputaron a dos conductores por superar la tasa de alcohol permitida. Uno de ellos arrojó una tasa de 0,94 mg/l y el otro 0,81. También denunciaron administrativamente e inmovilizaron un turismo cuyo conductor superó la tasa de 0,25 mg/l.

Además, poco antes de las 8 de la mañana otra patrulla de la comisaría de Tafalla interceptó en Barasoain un vehículo que circulaba de manera irregular. Su conductor mostraba síntomas evidentes de estar influenciado y triplicó la tasa de alcohol permitida.

Una hora después, agentes del Área de Tráfico y Seguridad Vial de la comisaría de Pamplona circulaban por una calle de Villava cuando observaron un turismo que circulaba de forma zigzagueante. Al darle el alto, comprobaron que su conductor presentaba evidentes síntomas de estar influenciado por el consumo de bebidas alcohólicas. Al realizar las pruebas de detección de alcohol observaron que triplicaba la tasa permitida, por lo que fue imputado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.

Durante la realización de las pruebas se presentó en el lugar su pareja, que intentó entorpecer en todo momento la labor de los agentes. Incluso, llegó a amenazar y acometer a uno de ellos, por lo que fue detenida como presunta autora de un delito de atentado contra agente de la autoridad, ha añadido el Cuerpo policial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies