Policía Foral y Policía Municipal transmiten "tranquilidad" ante los rumores de presuntos hechos cerca de un colegio

Contador
Publicado 15/02/2018 13:48:48CET

PAMPLONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona han transmitido un mensaje de "tranquilidad" ante los rumores de presuntos hechos acaecidos cerca de un centro escolar.

La Policía Foral ha informado de que está investigando una denuncia interpuesta ante unos hechos ocurridos el 1 de febrero a la salida de un colegio, donde un hombre, dentro de un coche, abordó a un niño de 10 años y le propuso irse con él a casa, a lo que el niño se negó.

Agentes de Policía Foral adscritos a la Brigada de Delitos contra las Personas han recogido esta denuncia de un menor de edad, acompañado por su madre.

De todas las indagaciones realizadas hasta el momento, no se ha encontrado ningún indicio de hecho delictivo alguno, aunque la investigación continúa abierta, según ha explicado la Policía Municipal en una nota.

En el marco de dicha investigación, se ha solicitado la colaboración del resto de fuerzas y cuerpos de seguridad, con el objeto de conocer si han recibido denuncias por hechos parecidos, no teniendo constancia de hechos similares.

Desde Policía Foral se considera que se trata de un hecho aislado y se insiste en que no es conveniente confiar en la veracidad de este tipo de informaciones compartidas a través de aplicaciones de telefonía o redes sociales, ya que "pueden ser hechos totalmente falsos o mezclar informaciones reales con otras ficticias".

No obstante, los cuerpos policías insisten en la necesidad de seguir unas normas básicas de seguridad en relación con menores. Como ejemplo, nunca se deben perder de vista en lugares concurridos (como centros escolares o comerciales) o aglomeraciones.

Además, añaden, es importante advertirles de que nunca hablen con extraños o que si en ocasiones se sienten incomodados, pidan ayuda a otros adultos.

Por último, si se detectan conductas similares, deben ponerse en conocimiento de los cuerpos policiales inmediatamente, ya que es preferible investigar una falsa alarma que hechos consumados.

Por otra parte, la Policía Municipal de Pamplona ha abierto una investigación ante la filtración de "un documento interno de carácter estrictamente confidencial que hacía referencia a esta denuncia y que ha sido el detonante de la alarma social desatada esta mañana".