La Policía Nacional advierte de estafas en Navarra con compras por internet y contratos de alquiler

Policía Nacional.
POLICÍA NACIONAL
Publicado 15/05/2018 13:58:28CET

PAMPLONA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detectado nuevas modalidades de estafa que se están desarrollando a través de internet y que están afectando a personas de Navarra en relación con la compraventa de productos a través de plataformas 'on line' para particulares o con contratos de alquiler fraudulentos.

Por estos hechos se está llevado a cabo una investigación en la que hasta el momento se ha procedido a la identificación de siete personas como presuntas autoras de las estafas, en la que se habrían defraudado de media unos 1.000 euros a cada afectado. Se continúan investigando varias denuncias relacionadas con estos hechos, según ha informado la Policía Nacional en una nota.

La primera de las modalidades detectadas por la Policía Nacional consiste en contratos de alquiler fraudulentos. En los últimos meses ha recibido 18 denuncias, aumentando a 115 en los últimos años el cómputo global de este tipo de denuncias, en las que las víctimas comunicaban que a través de varios portales web de alquiler de viviendas observaron varios anuncios en los que se ofertaban pisos de alquiler que despertaron su interés, motivo por el cual, mediante correo electrónico, contactaron con los presuntos propietarios de las viviendas.

Las personas estafadas fueron informados del estado de los inmuebles y de las condiciones del alquiler, creando un gran interés en las víctimas, dadas las inmejorables condiciones económicas y el buen estado de los pisos, los cuales siempre mejoraban el precio de los competidores del sector en la misma zona.

Una vez que las víctimas mostraban su interés en formalizar el alquiler de las viviendas, el estafador les comunicaba que se encontraba en el extranjero y que no podría acudir para la firma del contrato, remitiéndoles a través de correo electrónico la copia del mismo y la manera de efectuar el abono de la fianza y primer mes de alquiler.

Las personas estafadas, movidas por el interés en alquilar los inmuebles, no dudaban en efectuar el pago solicitado por el estafador, en la creencia de las inmejorables características ofrecidas engañosamente por los autores de los hechos, si bien, una vez realizado el pago no volvían a tener noticias del piso ni de los autores, quienes ya no contestaban a los requerimientos de los defraudados.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de Policía de Navarra y se ha efectuado de forma conjunta y coordinada con el resto de comisarías de Policía Nacional de España, dada la implantación nacional de este tipo de ilícitos penales, que se sirven de la utilización de las nuevas tecnologías para el desarrollo de su actividad, lo que genera una multitud de víctimas a lo largo del territorio nacional. Esto requiere de la máxima coordinación y cooperación policial, para el esclarecimiento de los hechos.

ESTAFA EN COMPRAS ENTRE PARTICULARES

El segundo de los métodos de estafa, más reciente y novedoso, se aprovecha de la buena voluntad y confianza de las personas que tratan de comprar diversos productos a través de plataformas o aplicaciones de compraventa por internet entre particulares.

Al realizar la compra de un producto, el presunto estafador (que suele actuar como vendedor) pide a la victima que el pago se realice a través del teléfono móvil, mandando un código al móvil del estafador para que pueda realizar una extracción de dinero en un cajero automático. De este modo, el único dato que puede llegar a exponer el delincuente es un número de teléfono móvil, el cual, seguramente, esté sustraído, o a nombre de otra persona, con lo que la identificación del estafador se complica sobremanera, según ha explicado la Policía Nacional.

Esta forma de pago también se conoce como 'HalCash'. La Policía ha señalado que "es muy importante que, antes de utilizar esta forma de pago, nos aseguremos de a quién le estamos dando acceso a nuestro dinero". El envío de la fotografía de un DNI a través de aplicaciones de mensajería u otras redes sociales no es garantía de la identidad de esa persona, puesto que muchas veces los delincuentes hacen uso de documentos de identificación que han sido sustraídos o extraviados.

Otro uso fraudulento, haciendo uso de HalCash, es mediante el envío de correos electrónicos a las víctimas con el sistema denominado 'phishing'. Estos correos simulan ser de entidades bancarias y solicitan una serie de datos (número de la tarjeta, PIN, usuarios y contraseñas, datos de la tarjeta de coordenadas, etc.), con la excusa de mejorar la seguridad.

Entre los datos que suelen pedir están los de acceso a las plataformas 'on line' de las entidades bancarias. Así, si la víctima rellena esos datos, le está ofreciendo a los delincuentes acceso total a sus cuentas bancarias, con lo que pueden realizar envíos de dinero y tantas extracciones de efectivo como puedan.

RECOMENDACIONES

La Policía Nacional señala que, "si en el mundo físico no damos acceso a nuestro dinero a cualquiera, tampoco lo hagamos en internet". Además, aconseja desconfiar de todos aquellos anuncios 'chollo', publicados en Internet en los que se oferten productos cuyo precio no se corresponda con su precio de mercado o sean extremadamente más bajos.

También recomienda utilizar métodos de pago que ofrezcan algún tipo de garantía (hacer uso de un intermediario que garantice tanto el envío del producto como el pago del mismo) y no facilitar datos respondiendo a supuestos correos del banco (el banco ya dispone de esos datos y no los va a pedir por correo electrónico nunca).

Por otro lado, la Policía Nacional recomienda hacer búsquedas en internet con el nombre de una compañía o de un producto en cualquier buscador agregando palabras como 'opinión' o 'estafa'. De esta manera se podrá saber qué experiencia han tenido otros compradores.

En caso de ser víctima de este tipo de hechos o conocer a alguien que lo haya sido, se recomienda ponerlo rápidamente en conocimiento de la Policía Nacional bien a través de una llamada al 091, bien personándose en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano de Policía Nacional, donde serán informados de los trámites que pueden seguir y lo derechos que como víctimas les asisten.