La presidenta del Parlamento dice que UPN-CDN deberán gobernar con modos "muy diferentes" a los de la pasada legislatura

Actualizado 16/08/2007 17:34:04 CET

PAMPLONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento de Navarra, la socialista Elena Torres, defendió con motivo de la toma de posesión de Miguel Sanz como presidente del Gobierno foral que su elección fue "totalmente" democrática. No obstante, en su primer discurso institucional hizo constar su crítica a la actitud mantenida en la pasada legislatura y sostuvo que en la que comienza UPN y CDN deberán gobernar con "muy diferentes actitudes y maneras".

Sin citar expresamente a los regionalistas o los populares, criticó las "graves grietas" abiertas en la convivencia y achacó a las mismas la dificultad para elegir un presidente con mayoría absoluta. En su opinión, la próxima legislatura debe servir "para construir una sociedad libre de interferencias ajenas a los intereses de los navarros" y recuperar la lealtad institucional entre el Gobierno foral y el Gobierno del Estado.

La presidenta apeló a los parlamentarios a emitir mensajes que favorezcan dicha convivencia así como a construir una sociedad libre de "interferencias" ajenas a los intereses de los navarros y a recuperar la lealtad institucional con el Estado.

Torres subrayó que la reelección de Miguel Sanz se "corresponde con la voluntad expresada por quienes representan al pueblo de Navarra". No obstante, afirmó que la nueva distribución de fuerzas obliga a enfocar de distinta manera las relaciones entre el Gobierno y el Parlamento, dado que UPN y CDN cuentan con minoría en la Cámara. Circunstancia que obliga también a los todos parlamentarios a asumir "la responsabilidad de conducir el debate político por vías que favorezcan un eficaz funcionamiento" de las instituciones.

Así, constató que en el nuevo tiempo político "va a hacer falta el entendimiento entre las diferentes fuerzas políticas" así como "grandes esfuerzos para superar las graves grietas que algunos han abierto en la convivencia en Navarra y de las que traen causa los resultados electorales y la dificultades posterior de alcanzar acuerdos para la elección por una amplia mayoría del presidente del Gobierno", en referencia al socialista Fernando Puras.

Torres destacó que Navarra es una comunidad política plural y criticó que "por culpa de la acción interesada de unos pocos" en los últimos años esa diversidad se haya querido "convertir en argumento para la división y la confrontación". Según declaró, "nadie debe por intereses partidistas tras un puñado de votos utilizar las instituciones en beneficio propio contra el adversario".

Según manifestó, "Navarra necesita de la alta política", evitar "divisiones estériles", sin trazar "simas insalvables" entre constitucionalistas y no constitucionalistas, nacionalistas y no nacionalistas. "La realidad política es más diversa que la simplificación que encierran tales adscripciones y el futuro nos exige que encontremos un espacio común", precisó.

Tras lamentar el "enrarecido debate político de alcance nacional" que "algunos se han encargado de atizar apelando al discurso del miedo", en busca de "réditos electorales", Torres subrayó que la presente legislatura debe servir "para construir una sociedad libre de interferencias ajenas" y recuperar la lealtad institucional entre Navarra y el Estado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies