Las primeras autoridades de Navarra y el presidente del Senado rinden homenaje al socialista Carlos Chivite

Actualizado 13/10/2008 19:52:29 CET

PAMPLONA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las primeras autoridades de Navarra, acompañadas por el presidente del Senado, Javier Rojo, rindieron hoy homenaje en Pamplona a Carlos Chivite Cornago, quien fuera secretario general del PSN y senador, fallecido el pasado 31 de marzo tras sufrir una grave afección cerebral durante la campaña de las elecciones generales.

El Gobierno foral, con su presidente, Miguel Sanz, a la cabeza reunió en el Palacio de Navarra al presidente del Senado, Javier Rojo; la presidenta del Parlamento de Navarra, Elena Torres; la delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, todos los senadores elegidos por Navarra, y una nutrida representación de los partidos políticos de la Comunidad foral.

En el acto organizado por el Ejecutivo foral estuvieron presentes la viuda y las dos hijas de Carlos Chivite, dirigente socialista nacido el 22 de agosto de 1956 en Cintruénigo y que durante su trayectoria política ostentó los cargos de alcalde de su localidad natal, diputado, senador y secretario general del PSN.

Lorena Chivite, hija del dirigente socialista fallecido, intervino en el acto para destacar que su padre "fue una persona dedicada en cuerpo y alma a los demás" y explicó que "los ideales socialistas marcaron su vida, los vivió con intensidad y tuvo la oportunidad de llevarlos a cabo desde sus diferentes ámbitos de responsabilidad".

Lorena Chivite destacó que "cada avance, cada logro social conseguido, por pequeño que fuera, era para él motivo de satisfacción". "Este homenaje es la mejor y mayor recompensa con la que se puede premiar su trabajo. Fue buen político, mejor persona y un padre insuperable", agregó.

La hija del dirigente socialista reconoció que la celebración de este homenaje representa "un momento muy difícil para la familia, porque al orgullo de recibir este homenaje por su trabajo y dedicación a todas las personas en general, y muy especialmente a las de su querida Navarra, se suma la tristeza que nos embarga por su irreparable pérdida".

En el acto intervino también el presidente del Senado, Javier Rojo, quien compartió con el dirigente socialista dos legislaturas en la Cámara Alta. Rojo destacó que "Carlos Chivite es un referente de lo mejor que puede generar la política, una persona honesta, leal y coherente con sus ideas y con las personas, que puso siempre el interés general por encima de ambiciones personales o partidistas". "Sufrió y luchó a contracorriente por defender su tierra, Navarra", dijo.

Además, lo definió como un hombre "inteligente, soñador, apasionado, trabajador infatigable, con sencillez de trato, bueno y generoso, socialista hasta la muerte, como le gustaba a él decir".

Javier Rojo destacó que Carlos Chivite "optó por implicarse de modo vital en la política, sin buscar excusas para la apatía, sin tratar de ofrecer argumentos para la indiferencia, sin abandonarse a la desafección por las ideas". "Los héroes trágicos como Chivite tienen un destino desavenido que les aguarda hasta el último paso de la puerta de llegadas, para impedirles celebrar en política el feliz final de una vida llena de entrega y sacrificios", dijo.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, afirmó durante su intervención que "la programación de este acto no me ha costado nada". "Lo he hecho porque me ha salido del alma y porque así lo querían mis sentimientos, mi afecto y mi amistad con Carlos", dijo.

Sanz recordó que, "desde la discrepancia política", tuvo la oportunidad de compartir con Chivite "momentos alegres, tristes e incluso duros, porque Carlos era duro, pero era sensible, siempre estaba dispuesto al diálogo, como el que tuvimos en unos momentos en los que parecía que los derroteros políticos iban por diferentes caminos a los que al final se tomaron".

El jefe del Ejecutivo foral ensalzó la figura de Chivite y destacó que "como concejal y alcalde Cintruénigo se esforzó ante las necesidades más inmediatas de los ciudadanos, como responsable del PSN propició que el rumbo político de su formación fuera acorde con la opinión mayoritaria de la sociedad, y como diputado y senador cooperó en los proyectos más destacados de ámbito legislativo en pro del interés general de España".

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, agradeció a Miguel Sanz por la "sensibilidad" demostrada hacia Carlos Chivite y por la organización del homenaje, y explicó que "desde las diferencias políticas, con gestos como estos, demostramos a la sociedad que somos humanos y no unos seres de cartón piedra".

Roberto Jiménez destacó que la última etapa de Chivite al frente del PSN "no fue nada fácil, pero con su capacidad de trabajo, con una dosis de prudencia importante, pero sustentado todo ello con unas profundas convicciones socialistas consiguió como secretario general del Partido Socialista de Navarra que el PSN sacara el máximo histórico de votos en las pasadas elecciones generales".

El alcalde de Cintruénigo, Adolfo Navascués, agradeció también a Miguel Sanz "el interés mostrado en todo momento" por Carlos Chivite y destacó que el homenaje de hoy es "merecido por toda su trayectoria política y personal, y en la que resalta especialmente su periodo como alcalde de Cintruénigo, entre los años 1987 y 1995".

Navascués destacó que Carlos Chivite consiguió que "el grupo socialista de Cintruénigo pasara, de alguna manera, de ser un grupo de amigos a constituir una formación política, con ideología definida y con la formalidad que ha caracterizado a Carlos en toda su vida política". "Cuando llegó a la alcaldía, Carlos precipitó al cargo público todo ese derroche de actividad. No paraba ni dejaba parar", dijo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies