Un programa educativo logra que un mayor número de alumnos de etnia gitana finalice sus estudios obligatorios

Iribas junto a una alumna
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Actualizado 27/06/2014 16:27:54 CET

El consejero Iribas ha reconocido a nueve de estos estudiantes por los resultados académicos que han obtenido este curso

PAMPLONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación, José Iribas, ha entregado este viernes en Pamplona nueve diplomas a otros tantos alumnos de etnia gitana por los resultados académicos que han obtenido durante el presente curso escolar.

Estos estudiantes han participado en el programa Promociona, impulsado por la Fundación Secretariado Gitano con la cofinanciación del departamento de Educación. Desde 2009, esta iniciativa ha conseguido que más del 20 por ciento del alumnado gitano de Navarra concluya los estudios obligatorios.

Durante este curso escolar, el programa Promociona de seguimiento, tutorización y prevención del abandono escolar de jóvenes gitanos se ha desarrollado en nueve centros educativos, ocho de ellos públicos y uno concertado, de la Comarca de Pamplona (6 de ellos) y del resto de Navarra (3).

Con esta iniciativa, ha destacado el Gobierno foral en un comunicado, se pretenden abordar situaciones relacionadas con la promoción de la población gitana y la educación, tales como el abandono escolar prematuro, los altos índices de absentismo y la baja participación en niveles educativos medios y superiores.

De este modo, la Fundación Secretariado Gitano y 11 profesores voluntarios proporcionan clases de apoyo a los niños de etnia gitana que participan en esta iniciativa. Asimismo, también se involucra en el programa a sus familias, mediante un trabajo conjunto entre los orientadores de los centros y otros agentes como los profesionales de los servicios sociales de base.

SOBRE EL PROGRAMA

El programa Promociona tiene por objeto apoyar a niños de etnia gitana que destacan en clase para que superen los estudios de Primaria, continúen con los de Secundaria y accedan a fases postobligatorias. Desde su puesta en marcha, en 2009, han participado 60 alumnos de 42 familias.

Del total de participantes, 19 finalizaron la ESO y continuaron sus estudios en niveles no obligatorios, cinco se incorporaron al programa cuando cursaban estudios postobligatorios, cuatro abandonaron sin obtener el título de ESO y 32 continúan en el programa.

Asimismo, de los 24 alumnos que han alcanzado niveles educativos postobligatorios, 14 han accedido a grados medios de Formación Profesional, cuatro a estudios universitarios, cuatro a Bachillerato y dos a grados superiores de FP.

El departamento de Educación realiza una valoración "muy positiva" de estos resultados y destaca el incremento del nivel de asistencia a las clases, la aportación de material escolar al aula, la continuación de los estudios en la ESO y la labor de mediación con las familias.