Un proyecto transfronterizo promocionará productos regionales de calidad

Presentación de Gusapir en Casa Gurbindo.
Foto: EP/CASA GURBINDO
Actualizado 28/01/2015 16:41:10 CET

PAMPLONA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El proyecto Gusapir, 'Promoción del Gusto y Sabores en el Pirineo', desarrollará hasta el 30 de septiembre de 2015 iniciativas que pongan de relieve los territorios y el patrimonio natural y cultural bajo una perspectiva de sostenibilidad, así como la protección e impulso de la gestión de los recursos medioambientales y la valorización de los productos locales.

   La presentación del proyecto ha tenido lugar este miércoles en Casa Gurbindo, el Centro de Interpretación de la Agricultura y Ganadería de Navarra, y en el entorno del parque de Aranzadi de Pamplona.

   Gusapir cuenta con la participación de cuatro socios: Fundagro (Navarra); la Mancomunidad de Municipios de Plateau de Lannemezan (Francia, como coordinador del proyecto); la Sociedad Aragonesa de Gestión Agroambiental S.L. (Aragón) y Cluster FooD+i (La Rioja). La jornada de presentación ha comenzado con una visita a Casa Gurbindo y una reunión de los socios del proyecto.

   Posteriormente ha tenido lugar la clausura de la sesión con las intervenciones de José Javier Esparza, consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra; Bernard Plano, alcalde de Lannemezan y conseiller régional de Midi-Pyrénées; y Enrique Maya, alcalde de Pamplona.

   José Javier Esparza ha explicado que "es clave y fundamental poner en valor los productos locales y la labor del agricultor y el ganadero porque es un sector vital para mantener los territorios y el patrimonio natural y cultural de la Comunidad Foral".

   Además, ha puntualizado que "no tenemos que olvidar que unos productos de calidad se logran mediante una agricultura y una ganadería desarrollada de manera sostenible con el entorno que la rodea, potenciando el uso de métodos de trabajo tradicionales e innovadores, respetuosos con el medio ambiente y enfocados a obtener esos alimentos naturales de calidad que ofrecen un valor añadido debido a su origen".

   Bernard Plano ha destacado en su discurso que "es importante este tipo de proyectos de cooperación ya que permiten establecer relaciones entre las diferentes regiones, en este caso a través de la valorización de los diferentes productos y los sabores de cada una de las zonas". "Por ello, es imprescindible continuar con esta labor mediante las acciones que se desarrollarán en el futuro en Gusapir 2", ha apuntado.

   Por su parte, Enrique Maya se ha mostrado seguro de que este proyecto "les va a permitir avanzar a todas las entidades presentes en la promoción de los productos locales y, por supuesto, en el crecimiento sostenible del turismo rural y gastronómico de todas las zonas geográficas implicadas".

   "Como bien saben, Pamplona tiene una relación importante con el Programa POCTEFA. En nuestro caso, a través del Proyecto Fortius, un trabajo de cooperación transfronteriza con nuestra ciudad hermana de Bayona que nos está permitiendo avanzar en la restauración de varios elementos de nuestras fortificaciones, aumentar el valor cultural y turístico de las propias murallas, y promover una cooperación europea entre regiones, superando la frontera natural de los Pirineos y fomentando el conocimiento de nuestras localidades y de nuestras peculiaridades", ha destacado.

   A la clausura de la jornada han asistido técnicos que coordinan el Cluster Agroalimentario de San Sebastian, GuztiONA, para conocer Casa Gurbindo y poder establecer sinergias y desarrollar posibles proyectos con Navarra.

   También han estado representantes de Fundagro, Grupo AN, Caixa, Consebro, CEN, universidades, Asociación de Hostelería, FP Agraria de Villava, Escuela de Hostelería de Burlada, Agroturana, Regusto y varios cocineros de la Comunidad Foral. Para finalizar, se ha celebrado un aperitivo con productos locales de calidad.

   A través de actividades compartidas entre los socios, el proyecto pretende fomentar la visibilidad de los productos y hábitos gastronómicos de cada una de las regiones, promoviendo el turismo rural y gastronómico, e incluso favorecer la apertura de nuevos mercados a escala transfronteriza, aprovechando el potencial de intercambios y colaboraciones comerciales posibles entre las diferentes regiones participantes.

   El proyecto tiene un coste de 349.875 euros, de los cuales el 65% está financiado por el POCTEFA (Programa Operativo de Cooperación Territorial España-Francia-Andorra 2007-2013), que a su vez está financiado con los Fondos Europeos para el Desarrollo (FEDER).