Rápido y atropellado sexto encierro de San Fermín con toros de Victoriano del Río, sin heridos por asta

Sexto encierro de San Fermín en Pamplona
REUTERS
Actualizado 12/07/2017 12:40:08 CET

PAMPLONA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los toros de la ganadería de Victoriano del Río han protagonizado un veloz sexto encierro de Sanfermines en el que se han vivido numerosos atropellos y caídas debido a la apretada carrera a la que ha obligado la manada, aunque, según las primeras informaciones, no se han registrado heridos por asta.

Seis de los ocho corredores que han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra por diversos traumatismos tras el sexto encierro de Sanfermines presentan pronóstico leve mientras que los otros dos tienen pronóstico reservado. No se han producido heridos por asta.

En concreto, con pronóstico reservado han sido trasladados D.J.E., de 34 años, procedente de Buñuel, que ha sufrido un traumatismo en la zona de Duque de Ahumada, y M.C.M. varón de 56 años, de Castro del Río (Córdoba), que ha sufrido también un traumatismo en Telefónica.

Los corredores con pronóstico leve son J.R.A., pamplonés de 19 años, trasladado desde Telefónica con un traumatismo; J.G.M., de 34 años, procedente de Arévalo (Ávila), que ha sufrido un traumatismo en la zona de Espoz y Mina; E.J.M., vecino de Cascante de 21 años, con un traumatismo de rodilla en Santo Domingo; J.G.L., vecino de Logroño de 34 años, con un traumatismo dorsal en Telefónica; D.S.S., pamplonés de 22 años, con traumatismo craneal y en la rodilla en Telefónica; y M.V.V. de 38 años, procedente de Llombai (Valencia), que ha sufrido un traumatismo costal también en Telefónica.

El encierro ha durado 2 minutos y 17 segundos, rápido, como suele ocurrir tradicionalmente con la ganadería madrileña. Ha comenzado puntual a las 8 de la mañana, con los cabestros saliendo en cabeza desde los corrales de Santo Domingo. Los toros han subido a buen ritmo la cuesta, muy arropados por los cabestros.

En la llegada a la plaza del Ayuntamiento se ha vivido uno de los momentos de peligro, cuando un corredor que había caído al suelo se ha levantado prácticamente frente a la manada, pero ha conseguido evitar ser arrollado.

Después, se han vivido más caídas camino de la curva de Mercaderes y, enfilando la Estafeta, los toros se han ido poniendo en cabeza, dejando atrás a los cabestros.

En el inicio del tramo, los astados han arrollado a varios mozos sucesivamente debido al fuerte ritmo que estaban marcando. La manada se ha ido estirando, quedando el último toro algo descolgado, y los mozos se han esforzado a fondo para poder encontrar un espacio delante de las astas.

A lo largo de la Estafeta se han repetido las escenas de tensión entre los corredores para ponerse en la cara del toro y apartarse a tiempo, antes de ser arrollados por el ritmo de la manada.

En Telefónica, el toro que abría el grupo ha arrollado a un mozo que ha quedado entre los pitones y que no ha podido seguir el ritmo, hasta que finalmente ha caído al suelo. Otro momento similar se ha vivido inmediatamente después, con un corredor que se ha visto atropellado por la carrera y que, aunque ha intentado mantener el equilibrio apoyándose en el pitón del toro, finalmente ha caído también al suelo.

Ya en el coso taurino, con la colaboración de un cabestro que quedaba con el grupo, los astados han entrado a los chiqueros de la plaza sin incidentes.

Los seis toros serán lidiados este miércoles a las 18.30 horas por los diestros Sebastián Castella, Alberto López Simón y Ginés Marín.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies