Rescatados 37 peregrinos este invierno por los bomberos del parque comarcal de Burguete

 

Rescatados 37 peregrinos este invierno por los bomberos del parque comarcal de Burguete

El vehículo de rescate, junto al refugio de Lepoeder
EP/GOBIERNO DE NAVARRA
Publicado 10/06/2017 16:11:23CET

   PAMPLONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Los bomberos del parque comarcal de Burguete han rescatado entre noviembre y mayo a 37 personas que realizaban la etapa del Camino de Santiago que une Saint Jean Pied de Port con Roncesvalles.

   La mayor parte de las intervenciones se han realizado entre marzo y finales de mayo, el periodo en el que se producen más cambios de tiempo inesperados, incluso nevadas, "que sorprenden a los peregrinos sin la equipación adecuada", ya que comienzan a caminar con una altitud de 165 metros y ascienden hasta los 1.430 del Collado de Lepoeder.

   El pasado año fueron 29 las personas rescatadas en este periodo invernal, la cifra más baja de los últimos cinco. En 2015 las intervenciones de este tipo ascendieron a 48; en 2014 a 42 y en 2013 a 30.

   Cabe recordar que desde finales de 2015 se cierra todos los inviernos, entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, la ruta de esta etapa que pasa por el Collado de Lepoeder, conocida como ruta de Napoleón o de Bentartea. De este modo, las personas que realizan el camino, por su propia seguridad, deben caminar por Valcarlos durante estas fechas y los rescates que realizan los bomberos son, en ese caso sobre todo, por accidentes.

   Entre las intervenciones de este año cabe destacar el rescate realizado el 7 de noviembre del cadáver de un peregrino salmantino que, al parecer, tropezó y cayó a una cascada de la regata Beira, en la zona de Valcarlos. Además, el pasado 18 de mayo, los bomberos efectuaron tres rescates prácticamente simultáneos de otras tantas personas con hipotermia, dos de ellas con síntomas severos. La primera fue una peregrina encontrada inconsciente; la segunda, otra mujer con un pie roto; y la tercera un hombre que se encontraba en el refugio de Izandorre. Cabe decir que ese día el tiempo cambió bruscamente, pasando de unos días soleados con 20ºC a jornadas con nevadas a partir de los 1.200 metros y temperaturas negativas.

   Estos rescates de peregrinos "suelen ser de alto riesgo para los efectivos que participan en ellos, sobre todo en invierno, cuando las condiciones meteorológicas son más duras y los caminos están cubiertos de nieve e intransitables para los vehículos todoterreno de los bomberos", ha indicado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

   Así, hasta este invierno los efectivos debían ir caminando sobre raquetas o esquís, a la vez que transportaban en sus espaldas todos los útiles necesarios para el rescate, como camilla, equipo de oxígeno, férulas, mantas y ropa de abrigo, comida y bebida, y material de seguridad como cuerdas, arneses o piolets. El peso de este material y el camino nevado conllevaban una progresión de los bomberos muy lenta. Además, cuando llegaban hasta la víctima, para quien en determinadas ocasiones el tiempo corría en su contra, debían estabilizarla y recorrer el camino de vuelta con ella sobre la camilla o los hombros. De tal modo que un rescate de estas características podía prolongarse hasta siete horas de intenso esfuerzo.

   Por este motivo, el Servicio de Bomberos de Navarra ha adquirido este año un vehículo con orugas que puede transitar por la nieve, que fue presentado el pasado mes de marzo, durante la celebración del patrón de los bomberos presidida por la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, Mª José Beaumont.

   Es un Polaris Ranger XP, que tras ser adaptado a las necesidades de los bomberos del parque comarcal de Burguete, permite reducir el tiempo de los rescates y pudiendo poner a salvo a la víctima en un tiempo sensiblemente menor, tanto en el caso de quienes recorren el Camino de Santiago, como de las personas que puedan sufrir un accidente o emergencia yendo al monte.

LABORES PREVENTIVAS DE LOS BOMBEROS

   Desde 2015 el personal del parque de Burguete realiza labores preventivas en el Camino de Santiago, así como en otras zonas y entornos turísticos de su área de influencia. Desde entonces se ha creado un mapa de puntos negros, que se actualiza constantemente; se ha mejorado la señalización para los peregrinos y peregrinas; y se han retirado objetos y árboles que impedían el paso de vehículos de rescate por el Camino.

   Además, se han georeferenciado los puntos negros, las bordas de pastores y las cabañas de montaña que pueden servir de refugio de emergencia ante el mal tiempo o a personas extraviadas. Los bomberos de Burguete también realizan el mantenimiento del refugio de Izandorre, con su limpieza y aprovisionamiento de leña, y de la fuente de Bentartea o Roldán.

   Por último, el Servicio de Bomberos de Navarra trabaja en el desarrollo de un protocolo de intervención contando con los bomberos voluntarios de Valcarlos y de Saint Jean Pied de Port. Además de todas las mejoras tecnológicas y en procedimientos de cooperación que se desarrollaron durante los últimos años en el marco del proyecto transfronterizo Safer Pyrénées.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies