La reversión de las cocinas hospitalarias será en junio de 2017

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La reversión de las cocinas hospitalarias será en junio de 2017

Cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN).
EP/PARLAMENTO DE NAVARRA
Actualizado 15/11/2016 11:16:18 CET

Domínguez detalla que esta medida supondrá un gasto adicional de 784.000 euros

PAMPLONA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha confirmado este martes que la reversión parcial de las cocinas del Complejo Hospitalario de Navarra se materializará en junio de 2017 e implicará la creación de 32 nuevos puestos de trabajo públicos.

El consejero, que ha comparecido en comisión parlamentaria a petición de EH Bildu, ha explicado que la reversión tendrá un gasto adicional de 784.000 euros anuales con respecto a la situación actual.

"Desde hace unos meses el departamento trabaja en la dirección de la reversión y muestra de ellos son los pasos que se han venido dando", ha asegurado.

Está previsto que el CHN asuma la elaboración de la comida y la adquisición de los alimentos, "encargándose únicamente una empresa externa de las labores auxiliares de emplatado, distribución y limpieza". "Se trata de retornar a la gestión de la Administración los puntos clave del servicio con la finalidad de mejorar la calidad de la alimentación de los pacientes", ha apuntado.

Fernando Domínguez ha añadido que "mediante esta reversión el departamento persigue buscar un equilibrio" entre el beneficio global en la atención de calidad al paciente y el coste económico de la reversión parcial. "Con este cambio se busca mejorar la alimentación como elemento esencial de apoyo en muchos procesos de recuperación. Las dietas deben ser consideradas como parte integrante del plan terapéutico", ha apuntado.

El consejero ha explicado que un grupo de trabajo técnico ha concluido que la gestión mixta es "una propuesta viable" y se estima que las actuales infraestructuras son suficientes, "con pequeñas adecuaciones". Además, se va a recuperar aparataje y mobiliario de las antiguas cocinas, que estaba en un almacén.

Esta reversión implica la creación de 32 nuevos puestos trabajo públicos: nueve cocineros, un bromatólogo, 17 empleaos de servicios múltiples, y 5 auxiliares administrativos. Actualmente, dos cocineros realizan los trabajos necesarios previos a la reversión. "Se está encargando ahora de la elaboración y validación de fichas técnicas de los 156 platos más variantes que componen la oferta en el CHN", ha explicado el consejero.

Además, ya están elaborados los pliegos y condiciones para el concurso de distribución, emplatado y limpieza.

Todo ello supondrá un coste adicionales anual de 784.000 euros, hasta los 6,4 millones de euros. Este gasto se desglosa en 2,8 millones para la empresa externa, 954.000 euros en personal para producción, y 2,6 millones para los consumos y costes directos. A esta cantidad hay que sumar la inversión de 2 millones de euros para la compra del equipamiento actual.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha dado su apoyo a esta reversión y ha afirmado que "cuando se tomó la decisión de privatizar este servicio se creó un problema donde no lo había". "¿Para qué cambiar algo cuando funcionaba bien? Fue una chapuza anunciada", ha censurado. "Si consideramos que la alimentación es parte de la recuperación, este asunto debe ser una prioridad. Se ha optado por desprivatizar las cocinas para revertir los errores que se han cometido. Apostamos por la reversión total y entendemos que este es un primer paso", ha apuntado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies