La Ribera y Sakana, las zonas navarras más castigadas por el desempleo

Actualizado 09/04/2014 12:25:13 CET
Txerra García y Daniel Hernández, de CCOO, en la rueda de prensa
Foto: EUROPA PRESS

El sindicato cree que "la situación del paro sigue siendo grave" y que es "prematuro hablar de cambio de tendencia"

   PAMPLONA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Ribera, sobre todo las zonas de Corella, Cascate y Ribaforada, y la Sakana, especialmente Alsasua, son las zonas navarras más castigadas por el desempleo, según un informe del sindicato CCOO, que considera que la situación del paro "sigue siendo extremadamente grave" en la Comunidad foral y que es "prematuro hablar de cambio de tendencia".

   Así lo ha señalado este miércoles el secretario de Comunicación de CCOO de Navarra, Daniel Hernández, en una rueda de prensa que ha ofrecido junto a Txerra García, técnico del gabinete de estudios, para presentar las conclusiones del informe 'Mercado de trabajo e impacto territorial del desempleo en Navarra', elaborado por el sindicato.

   Según este estudio, la incidencia de la crisis en forma de paro en Navarra "no es en absoluto homogénea" en toda la Comunidad foral, que registra un índice de desempleo medio del 18 por ciento. Las zonas "más castigadas" por el paro y que superan en mayor medida la media son principalmente dos: la Ribera, las zonas de Corella (31,21%), Cascante (34,2%) y Ribaforada (25,14%); y la Sakana, especialmente Alsasua (27,02%).

   El mayor impacto en la zona de la Ribera, ha detallado Txerra García, se debe, entre otras cuestiones, a "la caída de la actividad dentro del sector de la construcción, fuertemente desarrollado en estas áreas". Por su parte, en el caso de la Sakana, zona con "fuerte" componente industrial, el impacto obedece "al importante número de empresas que durante la crisis han cerrado o han presentado expedientes de regulación de empleo".

   En el caso de las zonas centrales, el informe de CCOO desvela que la mayor incidencia del desempleo se registra, en las zonas más occidentales, en Etxauri y Arroniz, mientras que en la parte más oriental las más castigadas son Pitillas y Cáseda, si bien en estos últimos casos resultan "más significativos por sus valores porcentuales que por el número absoluto de desempleados".

   En cuanto a los principales núcleos poblacionales, Pamplona y su comarca sufre un índice de desempleo del 16,2 por ciento y Tudela supera la media al alcanzar casi el 23 por ciento. Por su parte, en el área urbana de Estella el porcentaje es del 22,1 por ciento, mientras que en la zona de Tafalla y Olite es del 18,9 por ciento.

   Por el contrario, las zonas en las que se da unas tasas por debajo del 10 por ciento son la zona de Bera (9,9%), Lekunberri (9,9%), el valle de Esteribar (7,5%) y la zona más orienta del valle del Roncal, con el 8,1 por ciento.

EVOLUCIÓN DEL DESEMPLEO DESDE EL 2008

   Por otro lado, el informe de CCOO analiza la variación del desempleo registrado en las distintas zonas de la Comunidad foral entre febrero de 2008 y el mismo mes de 2014. Las zonas donde se ha dado un mayor incremento, según el estudio, son Alsasua, con un aumento del desempleo del 209,6 por ciento desde el inicio de la crisis, así como diversas zonas del sur de la comunidad como Corella (180,6%), Lodosa (161,9%), Ribaforada (158%) y Cascante (145,2%).

   Respecto al paro de larga duración, el informe señala que del total de parados de la Comunidad foral casi 4 de cada 10 lleva en paro más de un año, lo que representa un 37 por ciento del total de personas desempleadas.

   Las zonas que registran un mayor número de parados de larga duración son Aoiz (46,03%), Valle de Yerri (44,72%), Cascante (44,67%) y el área metropolitana de Tudela (40,17%), mientras que las zonas donde la incidencia del paro prolongado es menor son los valles de Salazar (7,32%), Roncal (10%) o Erro (14,04%).

"PREMATURO HABLAR DE CAMBIO DE TENDENCIA"

   Para CCOO de Navarra, todos estos datos ponen de manifiesto que la situación del desempleo en la Comunidad foral "sigue siendo extremadamente grave" y que, por tanto, ha expuesto el secretario de Comunicación del sindicato, Daniel Hernández, es "prematuro hablar de cambio de tendencia y de consolidación de una senda de recuperación de la economía y el empleo". "Necesitaríamos ocho años para recuperar los niveles de empleo del año 2008", ha advertido.

   No obstante, Hernández ha subrayado que, a pesar de la "gravedad" de la situación, los datos presentan una "cierta mejoría" en los últimos meses y que Navarra "sigue prestando unos indicadores más favorables que el resto de comunidades autónomas".

   En opinión del sindicato, Navarra tiene "mimbres para incentivar y consolidar un cambio de tendencia" y considera fundamental para hacer frente a la crisis y consolidar la recuperación económica impulsar "una nueva política industrial, que sea más proactiva" y "reforzar las políticas activas de empleo y adaptarlas a las nuevas necesidades".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies