Seis detenidos por violencia contra la mujer, dos de ellos por abusos sexuales

Ballesta requisada en una de las detenciones
POLICÍA FORAL
Publicado 12/05/2018 10:07:48CET

   En Mélida fue detenido un varón por amenazar con una ballesta a sus progenitores

   PAMPLONA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Foral ha detenido en los últimos días a seis personas por delitos relacionados con violencia de género, dos por abusos sexuales, dos por quebrantamientos de medidas de alejamiento y otros dos por malos tratos. En todos los casos se han remitido atestados a distintos juzgados de nuestra comunidad.

   Los abusos sexuales se han producido en Tudela y San Adrián. En Tudela ha sido detenido un varón de 18 años por un presunto delito de abusos sexuales. Los hechos se conocieron tras denuncia presentada por la víctima ante policías forales de la Brigada Asistencial, que solicitaron el apoyo de una patrulla de seguridad ciudadana para proceder a la detención

    En San Adrián se ha detenido a un vecino de 43 años por presuntos abusos sexuales y malos tratos cometidos sobre una menor. Actuó una patrulla de Tafalla que lo trasladó a dependencias policiales para que la Brigada Asistencial recogiera la denuncia e instruyera diligencias. La tutora legal de la niña relató un episodio de tocamientos en contra de su voluntad y malos tratos físicos y psicológicos, solicitando una medida de protección y prohibición de comunicación respecto del detenido.

   Por alejamientos quebrantados se ha actuado en Barañáin y Dicastillo. En Barañáin la Policía Municipal ha puesto a disposición de Policía Foral a un varón vecino de Pamplona de 44 años por un delito de quebrantamiento de medida cautelar, ya que ha sido detenido por no respetar una orden de alejamiento en vigor. Y en Dicastillo también por quebrantamiento de mandato judicial una patrulla de Estella ha detenido a un varón de 20 años y vecino de Calahorra, que no podía acercarse a una mujer.

   Y por malos tratos las detenciones se han producido en Alsasua y Mélida. En Alsasua una mujer solicitó con urgencia presencia policial por una agresión, por lo que fue movilizada una patrulla de Policía Foral en la localidad para detener a un vecino de 53 años.

   Y en Mélida fue detenido un varón por amenazar con una ballesta a sus progenitores, siendo precisa la intervención de la Brigada Central de Intervención para que depusiera su actitud. Una patrulla de Tafalla lo detuvo por maltrato en el ámbito familiar y también fue denunciado por poseer un arma reglamentada en la 7ª categoría careciendo de licencia.

   Con estas seis personas detenidas son ya 132 las que la Policía Foral ha apresado en lo que llevamos de año por delitos relacionados con violencia de género y familiar, en los que mayoritariamente las mujeres han sido víctimas.