El Servicio de Ganadería incauta cuatro yeguas de una finca de Etxauri por su mal estado

Actualizado 22/02/2017 16:16:04 CET

Las ha trasladado a la Asociación Bucéfalo de Orrio para que reciban los cuidados necesarios a fin de recuperar un estado físico adecuado

PAMPLONA, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Ganadería del Gobierno de Navarra ha incautado cuatro yeguas encontradas en una finca de Etxauri ante su estado de "deterioro". Los animales han sido trasladados a las instalaciones de la Asociación Bucéfalo en Orrio para recibir las atenciones necesarias a fin de que recuperen un estado físico adecuado mientras se tramita el expediente sancionador contra el titular de la finca.

El sábado 28 de enero, se recibió un aviso sobre el hallazgo de un equino muerto en una finca de la localidad de Etxauri, que presentaba signos de haber fallecido con una larga agonía y con indicios de desatención.

Un veterinario del Servicio de Ganadería realizó una visita de inspección en la finca de Etxauri para comprobar los hechos. En presencia del dueño de la finca se constató que el cadáver del animal presentaba signos de una posible enfermedad y de haber estado desnutrido, además de tener un orificio profundo en la frente. El dueño alegó que el animal muerto había recibido atención veterinaria.

Se constató, asimismo, que en la finca, que no esta registrada como explotación ganadera, había cuatro caballos alojados en boxes, que presentaban un aspecto físico deficiente, disponían de paja para alimentarse, pero no de agua para beber. Ante esta situación, se decretó la inmovilización de los animales, según ha informado el Gobierno foral en una nota

El dueño de la finca alegó que el animal muerto fue visitado por un veterinario dos veces en esa semana, por lo que se le exigió que presentase un informe del veterinario que lo atendió.

En una nueva visita a la finca para comprobar la condición física de los animales, se procedió ya a la incautación de las cuatro yeguas, que se trasladaron a las instalaciones de la Asociación Bucéfalo en Orrio, con la supervisión del Servicio de Ganadería.

Mientras tanto se tramita el expediente sancionador contra el titular de la finca por incumplimientos a la Ley Foral 7/1994 de protección de los animales y la Ley 32/2007 para el cuidado de los animales en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio.
Durante todo el proceso se recibieron en el Servicio de Ganadería cuatro denuncias de particulares y otras tantas de la Sección del Guarderío Forestal, de la Brigada de Protección Medioambiental de la Policía Foral y de Seprona.

A día de hoy, el Servicio de Ganadería ha comprobado que los animales incautados están recuperando su estado de salud, con una correcta atención en las instalaciones de la Asociación Bucéfalo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies