El servicio de urgencias de la Clínica Universidad de Navarra inaugura sus nuevas instalaciones

Nueva sala con equipamiento para la atención de pacientes críticos.
EP/CUN
Actualizado 06/12/2012 19:34:29 CET

Se han renovado las dependencias existentes y se han ampliado en más de 100 metros cuadrados

PAMPLONA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Clínica Universidad de Navarra ha estrenado recientemente sus nuevas instalaciones del servicio de urgencias. Las renovadas dependencias suponen una ampliación en 110 metros cuadrados respecto a los anteriores espacios destinados a la atención de casos urgentes.

La superficie útil queda así ampliada a 300 metros cuadrados, según ha informado la clínica en una nota. Además de la modernización e incremento de la totalidad de los espacios, el servicio de urgencias se ha dotado también de equipamiento de última tecnología.

El equipo de profesionales que constituye este servicio está integrado por el director del departamento, la supervisora, secretaria, 16 enfermeras, cinco auxiliares, además de 17 médicos de diferentes especialidades que realizan guardias en el servicio.

Entre el nuevo equipamiento adquirido, cabe destacar un brazo articulado integrado por una torre con todos los dispositivos necesarios para atender pacientes críticos: monitor, respirador móvil, desfibrilador, sistema de ventilación artificial de vía aérea, aspiración y oxígeno.

Dicho dispositivo se ubica en una sala o box específica para la atención de los pacientes críticos, entre los que figuran aquellos con síntomas propios de infarto de miocardio, ictus, traumatizados, disneas súbitas (dificultad respiratoria repentina), así como alteraciones del nivel de conciencia.

El acceso a este espacio se ha diseñado para que pueda hacerse de forma inmediata y directa desde la puerta principal de Urgencias. Dicha entrada sigue ubicada en la calle Irunlarrea, frente al edificio de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra.

Respecto a este acceso, permanecen a punto de finalizar las obras para habilitar una nueva rampa paralela a la carretera, con el fin de facilitar la llegada, circulación y salida de ambulancias y vehículos.

HABITACIONES INDIVIDUALES Y SALA DE ESPERA

Por otro lado, el anterior espacio común destinado a pacientes en observación se ha compartimentado en cinco habitaciones individuales, cada una de ellas con baño propio, sistemas de monitorización, de telemetría y televisión. El conjunto de esta área ha ampliado su superficie en 18 m2 hasta alcanzar un total de 60 m2.

Además, se ha habilitado una sala más de exploración y consulta hasta llegar a cinco, con un total de 50 m2. Los boxes destinados a este fin también están dotados de monitorización.

La sala de espera también se ha ampliado respecto a la del antiguo servicio y ocupa un total de 23,6 metros cuadrados. En esta renovación, la zona de espera se ha dotado de numerosas tomas de oxígeno en previsión de posibles emergencias multitudinarias que hagan necesaria la atención simultánea de numerosos pacientes con problemas respiratorios.

En el conjunto de los espacios, se ha habilitado también una sala para la preparación de medicamentos destinada al personal de enfermería, además de otro espacio o sala de trabajo para los facultativos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies