Los sindicatos navarros se movilizan en el Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral

Concentración De UGT Frente A La CEN.
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 14:59:16 CET

PAMPLONA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de Navarra se han movilizado este jueves con motivo de la celebración del Día Internacional de la Seguridad y Salud Laboral. UGT se ha concentrado frente a la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), CCOO junto al Tribunal Laboral y los forma conjunta ELA, LAB, Stee-Eilas, EHNE e Hiru frente al Instituto Navarro de Salud Laboral, en Landaben.

A las 10,30 horas, delegados y afiliados de UGT de Navarra, encabezados por su secretario general, Juan Goyen, se han concentrado frente a la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra con el lema 'Por el pleno empleo, sin renunciar a la seguridad y salud en el trabajo'.

El sindicato celebra esta jornada con un doble objetivo, "recordar a los que han perdido su vida y salud en el trabajo, bajo condiciones inadecuadas, y poner en evidencia que los daños derivados del trabajo son evitables y que los empresarios y los poderes públicos tienen grandes responsabilidades en su prevención".

María José Latasa, responsable de Salud Laboral del sindicato, ha expuesto que este año, con la crisis económica, se han destruido "muchos" puestos de trabajo y se "han alimentado los recortes en los derechos de los trabajadores y la precarización de las relaciones laborales".

Ha criticado así que "la necesidad de crear empleo propicia que otras obligaciones o deberes para con los trabajadores cedan en importancia". "El estímulo a la creación de empleo contribuye en cierta manera a que las autoridades sean más laxas en exigir el pago de sanciones por infracciones o que los controles sean menos exigentes", ha dicho.

Latasa ha expuesto que en Navarra se ha producido en accidentes con baja una reducción respecto a 2009 de un 7,8 por ciento. "Pero hay que tener en cuenta que durante los dos últimos años, con la crisis, ha disminuido la intensidad de mano de obra en sectores de mayor riesgo y accidentabilidad, a la vez que se ha expulsado del mercado a los trabajadores temporales", ha indicado.

Ha recordado, además, que en la Comunidad foral durante 2010 once personas fallecieron en su puesto de trabajo y se produjeron un total de 8.500 accidentes laborales. En cuanto a las enfermedades profesionales, en 2010 se comunicaron en Navarra 1.507 casos, con un aumento del 5,6 por ciento del número de partes, un 1,4 por ciento en los de con baja y un 10,8 por ciento en los de sin baja.

La sindicalista ha expuesto que "esta diferencia significa por un lado el miedo que tienen los trabajadores a estar de baja por temor a perder su puesto de trabajo y, por otro, que se está realizando un control del absentismo".

María José Latasa ha advertido de que UGT "no cejará en su empeño de luchar para evitar los accidentes laborales y de conseguir el reconocimiento de las enfermedades profesionales".

Por su parte, representantes de CCOO de Navarra, con José María Molinero, secretario general del sindicato al frente, se han concentrado a las 12 horas en la calle Nueva, junto a la sede del Tribunal Laboral, donde se han reunido previamente en asamblea.

En las pancartas expuestas en la concentración se podía leer 'Accidentes de trabajo, basta ya!' y 'Enfermedades profesionales, reconocimiento ya!'. Se ha dado lectura a un comunicado, en el que se reivindica que el doble objetivo de la jornada es recordar y reconocer a quienes han perdido su vida y salud en el trabajo "bajo unas condiciones inadecuadas", así como poner en evidencia que "los daños derivados del trabajo son evitables y que los empresarios y poderes públicos tienen grandes responsabilidades en su prevención".

La secretaria de Salud Laboral del sindicato, Carmen Sesma, ha criticado en declaraciones a los medios de comunicación que la sanidad pública asuma las dolencias que proceden del ámbito laboral. Y ha manifestado, además, que "la jornada de hoy la hemos centrado en el amianto, un mineral que se ha cobrado muchas vidas y que todavía hay muchas personas que no saben que están enfermas".

Según ha indicado, la enfermedad producida por el amianto es "silenciosa" y "tarda entre 10 y 40 años en manifestarse". Ha pedido a las Administraciones públicas que elaboren un registro de los edificios que contienen amianto, así como un fondo de compensación para las víctimas y una vigilancia de la salud "adecuada" tanto para "quienes estuvieron expuestos al amianto como para los que hoy realizan tareas de desamianto".

Por su parte, los sindicatos ELA, LAB, Stee-Eilas, EHNE e Hiru se han concentrado a las 11 horas frente al Instituto Navarro de Salud Laboral, en el polígono de Landaben, donde han intervenido los portavoces de ELA y LAB, Mitxel Lakuntza e Igor Arroyo, respectivamente.