Una tesis leída en la UPNA analiza la calidad de vida de los familiares cuidadores de personas con demencia

María Cristina Lopes, autora de la tesis
UPNA
Publicado 25/03/2018 16:51:34CET

PAMPLONA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La necesidad de abordar una intervención sociosanitaria multidisciplinar en el ámbito de las familias con una persona que presente demencia y necesite cuidados es uno de los aspectos detectados en la tesis doctoral 'La adaptación psicosocial a la enfermedad y la calidad de vida de familiares cuidadores de personas con demencia en el proceso de convivencia. Una propuesta de intervención sociosanitaria', leída recientemente en la Universidad Pública de Navarra (UPNA) por María Cristina Lopes Dos Santos.

La tesis fue dirigida por la profesora del Departamento de Trabajo Social de la UPNA Sagrario Anaut Bravo y obtuvo la máxima calificación: sobresaliente 'cum laude'. Además, la investigación fue distinguida con el premio Tomás Belzunegui 2017, otorgado por la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología.

La autora de la tesis, Cristina Lopes Dos Santos, ha analizado en su investigación las situaciones de convivencia de familiares cuidadores de personas con demencia en domicilios de Navarra para observar su calidad de vida y adaptación psicosocial, detectando aspectos de dificultad y mejora, ha explicado la UPNA en un comunicado.

Para la investigadora, abordar una intervención sociosanitaria en el ámbito de las familias, es decir, desde equipos multidisciplinares sociosanitarios que estudien y analicen las circunstancias de cada unidad familiar en su propio entorno, acompañando y fomentando su sostenibilidad y bienestar, "es una necesidad actual para mejorar la calidad de vida y adaptación psicosocial de familiares cuidadores de personas con demencia en domicilios".

La obtención y análisis de datos se sirvió de una metodología combinada que integraba, mediante la triangulación, datos cualitativos basados en entrevistas semiestructuradas y datos cuantitativos basados en dos cuestionarios validados sobre la Adaptación Psicosocial a la Enfermedad (PAIS-SR) y Calidad de Vida (QOL-AD). Toda esta información recopilada fue analizada mediante herramientas analógicas y digitales y la muestra se compuso de familias residentes en Navarra.

Entre las conclusiones extraídas de las tesis, se observa que el cuidado "supone un coste en las relaciones sociales, reduciendo los ámbitos de esparcimiento y las posibilidades de disfrute". En ese sentido, "el entorno tiene un papel determinante en la mejor adaptación psicosocial y calidad de vida, así como el ejercicio de una jornada laboral", ya que "ello permite establecer contacto y relaciones sociales y profesionales con otras personas", apunta la investigadora.

Por otro lado, tal y como se explica en la tesis, las relaciones familiares "se ven deterioradas por el alejamiento, en muchos casos, de familiares directos que dejan la totalidad del cuidado en una única persona". "Además, la atención de la salud y el autocuidado es precaria en la persona cuidadora, ya que la continua dependencia de la persona enferma y sus necesidades se priorizan a las de la primera", apunta Lopes.

Por otro lado, los apoyos profesionales están bien valorados y son utilizados, si bien se consideran "insuficientes, por su escasa intensidad y la falta de respuesta que precisan las personas cuidadoras". La demanda de espacio personal y posibilidad de realizar acciones y actividades más allá del cuidado es, por otra parte, una de las solicitudes más continuadas por parte de las personas cuidadoras.

Para abordar eficazmente todas estas cuestiones y de manera integral, tal y como señalan los datos del estudio y como se ha apuntado previamente, "es preciso implantar una propuesta de intervención sociosanitaria con equipos multidisciplinares, lo que permitiría abordar todos los elementos percibidos como factores negativos".

Tal y como explica Lopes, "la incidencia en el gasto público y la contribución a la sostenibilidad de cuidados en el entorno permitirán reducir costes al trabajar con equipos multidisciplinares y especializados en ámbitos geográficos específicos, implantando medidas y evaluando, acompañando los procesos familiares y personales del cuidado en su propio contexto y de acuerdo a sus características específicas, acercando los recursos y servicios a las distintas circunstancias familiares y potenciando los elementos precisos para contribuir a su sostenibilidad", concluye.

María Cristina Lopes Dos Santos es diplomada y doctora en Trabajo Social por la UPNA, además de técnica en incorporación sociolaboral por esta misma institución. Es, además, diplomada en Educación Social en la Universidad Ramón Llull, Máster en Problemas Sociales por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), gerontóloga por la Universidad da Coruña y técnica de igualdad por la Universidad Complutense.

Lopes es profesora asociada de la UPNA y coordinadora de Equipos y Formación en Pauma S.L., empresa dedicada a la gestión de recursos*sociales y educativos para clientela de los ámbitos público y privado, donde también forma parte de su Comité de Seguridad y Salud. La nueva doctora cuenta con un recorrido profesional de más de 20 años en intervención social con individuos y familias de diversos colectivos, orígenes y problemáticas. Además, pertenece a la Sociedad Navarra de Geriatría y Gerontología y al comité de redacción de la revista 'Cuadernos Gerontológicos'. Tanto su trabajo como sus intereses profesionales se centran en la elaboración de proyectos, diagnósticos sociales y formación on-line específica, todo ello orientado al trabajo con la tercera edad, la discapacidad y las cuestiones relacionadas con la dificultad social, conflicto y necesidad individual, grupal y/o comunitaria.