El tiempo dedicado a cada paciente se incrementa un 25% con el proyecto piloto desarrollo en cinco centros de salud

Actualizado 24/02/2009 14:23:27 CET

Ermitagaña, Villava, Ansoáin, Tafalla y Tudela concluyen la primera fase de un proyecto destinado a mejorar el proceso asistencial

PAMPLONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El tiempo dedicado a cada paciente en Atención Primaria se ha incrementado un 25 por ciento dentro de un proyecto piloto implantado en cinco centros de salud, promovido por el Servicio Navarro de Salud y que se irá extendiendo por la geografía navarra. Se trata de "garantizar la reivindicación histórica de los 10 minutos por paciente", según expuso hoy la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, durante una comisión parlamentaria.

Kutz compareció a petición propia para explicar las conclusiones del proyecto piloto Mejora de la Organización del Proceso Asistencial, puesto en marcha en noviembre de 2007 en los centros de salud de Ermitagaña, Villava, Ansoáin, Tafalla y Tudela Oeste, que en total han atendido 63.283 ciudadanos.

Entre los resultados más importantes, además del tiempo dedicado a cada paciente, Kutz destacó también la mejora en la accesibilidad, "asegurando la cita en el día para reducir el tiempo de espera a la consulta en un 35 por ciento".

De esta forma, según la consejera, "se ha mejorado la agilidad y se han evitado más de 30.000 desplazamientos a los centros de salud, potenciándose de forma significativa las consultas no presenciales y se han reducido los trámites burocráticos que no crean valor".

Además, se ha incrementado también el número de actos sanitarios con menos desplazamientos, "disminuyendo burocracias", otorgando autorizaciones permanentes para recetas, transporte sanitario a determinados pacientes, utilización de oxigeno o volantes.

Tras el proceso se realizó una encuesta entre los profesionales de estos centros entre los que más de un 90 por ciento estaría dispuesto a seguir con el proyecto, con una satisfacción del profesional evaluado en un 7,1. Además, el 80 por ciento de los profesionales también cree que se mejora la atención y la organización del propio equipo.

OBJETIVOS

Según expuso Kutz, el objetivo del proyecto piloto era "conseguir una atención orientada al autocuidado y que fueran los pacientes conscientes y responsables de su propia salud para que todos lo recursos sanitarios de los centros estuvieran orientados hacia el paciente, aumentando así la capacidad resolutiva de la atención primaria, el desarrollo, implicación y satisfacción de los profesionales y la mejorar de la eficiencia organizativa".

Para ello, se establecieron procedimientos para mejorar la accesibilidad del paciente con centrales inteligentes para impulsar la cita telefónica, garantizar la cita en el día y hacer consultas no presenciales, tanto por teléfono como por correo electrónico, "de forma que no era necesario que el paciente acudiera siempre al centro de salud cuando tenían dudas o quería un informe".

Asimismo, con estas medidas, se consigue "incrementar el tiempo por paciente, se proporciona información escrita a los pacientes de sus procesos y de los servicios del centro de salud y se mejora la atención". También se ha conseguido mejorar "la eficiencia organizativa, con menos burocracia y favoreciendo el trabajo multidisciplinar y de desarrollo de instrumentos de apoyo para que el tiempo que tengamos que dedicar vaya a la asistencia de los ciudadanos".

Por último, Kutz anunció que la primera fase del pilotaje se extenderá a los centros de San Jorge, San Juan, Burlada y Peralta en este primer semestre de 2009. Los cincos centros que ya han hecho la fase 1 iniciarán la fase 2.

NECESIDAD DE MATERIALIZARSE

Todos los grupos parlamentarios valoraron de forma positiva los resultados del pilotaje y emplazaron a la consejera a materializar y aplicar de forma real estos nuevo modos de actuación en los centros de salud. En este sentido se pronunció Javier Marcotegui, de UPN, para quien es "necesario continuar con el siguiente paso de actuación".

Asún Fernández de Garailde (NaBai) expuso la necesidad de que el proyecto "no se pare por la falta de dinero" y pidió a Kutz "que presente el plan para implantarlo". Desde el PSN, María Chivite dijo que el proyecto "es bueno y está bien orientado" y solicitó un "compromiso serio para establecerlo en todo Navarra". Para José Andrés Burguete, de CDN, el pilotaje "demuestra que es posible hacer las cosas de otra manera" y mostró su respaldo a la iniciativa y por último, Ana Figueras, de IUN, dio que para ello "hacen falta más medios".