Los toros de José Escolar dejan un limpio segundo encierro de Sanfermines bajo la lluvia

Segundo encierro de Sanfermines 2018 con toros de José Escolar.
DAVID DOMENCH/EUROPA PRESS
Actualizado 08/07/2018 13:01:39 CET

PAMPLONA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

Seis toros de la ganadería de José Escolar Gil (Ávila) han protagonizado este domingo un segundo encierro de Sanfermines limpio, pese a la intensa lluvia que ha caído en Pamplona antes y durante la carrera y que ha dejado el suelo muy mojado. Según las primeras informaciones, hay tres trasladados por contusiones y no se han registrado heridos por asta.

Después de tres años consecutivos en los que uno de los toros de José Escolar se daba la vuelta en Santo Domingo, ésta vez los astados han protagonizado una carrera menos complicada, con 2 minutos y 56 segundos de duración.

No obstante, los animales han salido con algo de retraso, quince segundos después de que a las ocho de la mañana sonara el cohete del encierro. Tras el empeño de uno de los pastores, el primero en salir de los corrales ha sido un toro a trote lento, seguido del resto de la manada. No obstante, pronto los cabestros han tomado la cabeza del grupo y han arropado a los toros.

Hacia el final de la cuesta de Santo Domingo, uno de los astados se ha ido descolgando de la manada y ya ha cubierto en solitario todo el recorrido del encierro, aunque no ha generado mayores complicaciones a los corredores.

Por delante, la manada seguía unida y ha cubierto la curva de Mercaderes sin resbalar, hasta que han enfilado a fuerte ritmo la calle Estafeta. Uno de los toros abría la manada, lo que ha permitido al inicio a algunos mozos poder correr delante de las astas. Sin embargo, pronto los cabestros han vuelto a coger la cabeza, y han tapado a los toros.

Conforme la manada se ha ido estirando, ha posibilitado que los mozos trataran de buscar espacio delante de las astas. Un corredor se ha visto atropellado y ha acabado arrollado por toda la manada.

El grupo ha continuado sin mayores incidencias. En el interior del callejón, en la parte derecha, varios mozos han caído al suelo y han escapado a través de la gatera. Ya en el coso taurino los cinco toros y los cabestros han entrado sin problemas en los chiqueros, tras 2.24 segundos de carrera.

Por detrás ha llegado el último toro, que ha obligado a los dobladores a esforzarse para conducirlo, dado que se ha dado la vuelta en el coso y posteriormente ha resbalado, antes de acceder finalmente a los chiqueros.

Los seis toros serán lidiados esta tarde a partir de las 18.30 horas por los diestros Javier Castaño, Emilio de Justo y Gonzalo Caballero.

TRES HERIDOS YA DADOS DE ALTA

Tres de los heridos por diversos traumatismos en el segundo encierro de los Sanfermines han recibido ya el alta hospitalaria, mientras que un cuarto corredor ha quedado ingresado. Además, otro mozo, procedente de Estados Unidos, estaba pendiente de trámites con su seguro para decidir si ingresa en Pamplona o se traslada a su país de origen.

Aunque inicialmente han sido trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra cuatro corredores por traumatismos y contusiones tras el segundo encierro, ha sido incluida en la relación de atendidos una mujer que una vez levantado el dispositivo asistencial ha acudido por sus medios al Servicio de Urgencias. Tras ser atendida ha sido dada de alta. Se trata de L.M.B., de 20 años, vecina de Morales del Rey (Zamora), que ha sufrido un traumatismo con pronóstico leve en el tramo de Santo Domingo.

El corredor que ha quedado ingresado es J.P.L.A., de 45 años, natural de Pamplona, que ha sufrido un traumatismo en Telefónica. Su pronóstico es leve.

Por su parte, han recibido el alta I.A.O., vecino de Deba (Guipúzcoa) de 43 años, con un traumatismo leve en el tramo del Ayuntamiento, y J.A.G.T., de 29 años, natural de Badajoz, con traumatismo en Telefónica y pronóstico menos grave.

Finalmente, el paciente M.T.O., de Nueva York (EE.UU) presenta fractura luxación de tobillo izquierdo con indicación de cirugía e ingreso. Está pendiente de trámites con su seguro, por lo que todavía se desconoce si ingresa en el CHN o se traslada a su país de origen.