Torres dice que con la nueva renta básica el Gobierno pretende "dar ayuda a los que realmente lo necesitan"

Elena Torres
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 17:47:52 CET

PAMPLONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Política Social del Gobierno de Navarra, Elena Torres, ha asegurado que con la nueva regulación de la renta básica el Gobierno navarro pretende "dar una ayuda económica a las personas que realmente lo necesitan" y fomentar "la inclusión social y la inclusión sociolaboral".

Así lo ha afirmado Torres en respuesta a sendas preguntas formuladas por NaBai e Izquierda-Ezkerra en el pleno del Parlamento de Navarra, después de que este miércoles el Ejecutivo foral aprobara el proyecto de ley foral que establece una nueva regulación de la renta básica, a partir de ahora denominada renta de inclusión social, y que aumenta de 12 a 24 meses el requisito de residencia en la Comunidad foral para acceder a ella.

La consejera ha negado que "1.400 unidades familiares que en la actualidad cobran la renta básica se vayan a quedar fuera" y ha asegurado que estos datos "no son ciertos" y que "no han salido del departamento".

Según ha manifestado Torres, "las familias navarras que están recibiendo en la actualidad la renta básica lo van a seguir haciendo" y ha destacado que la cuantía económica de esta ayuda es "la mayor de todo el país junto a la del País Vasco".

La consejera de Política Social ha reiterado que el objetivo del Ejecutivo navarro con esta nueva regulación de la renta básica es "dar una ayuda económica a las personas que realmente lo necesitan", además de pretender mejorar "la inclusión social y la inclusión sociolaboral".

MAXIMO DE 24 MESES

Ha explicado la consejera que con la nueva normativa la concesión máxima de la renta seguirá siendo de 24 meses, "eso no varía", y ha defendido que "ni esta prestación, ni otras, deben de tener carácter permanente para no desincentivar el empleo y lograr estimular la integración social".

En este sentido, ha detallado que "la gran mayoría de las personas que reciben renta básica son gente que han agotado las prestaciones por desempleo" y ha anunciado que el Ejecutivo foral está trabajando en dos decretos para regular "la contraprestación" y nuevos cursos de formación para mejorar "la empleabilidad".

El parlamentario de Izquierda-Ezkerra Txema Mauleón ha recordado a la consejera que, según datos de Cáritas y otras organizaciones, con la nueva regulación de la renta básica "3.000 familias podrían quedar fuera de la prestación" y ha criticado a Torres por "aplicar una política de derechas, sin rigor y con ausencia de transparencia".

En esta misma línea, el parlamentario de Nafarroa Bai Xabier Lasa ha censurado que con la aplicación de la nueva normativa de renta básica "mucha gente pasará directamente a una situación de pobreza". "Estas personas podían llevar su situación con algo de dignidad, pero ahora, con la nueva ley todo esto se va a terminar", ha sentenciado.