Un total de 3.028 escolares navarros están diagnosticados con TDAH

Actualizado 25/06/2015 15:50:59 CET

El Consejo Escolar presenta esta tarde en Madrid un informe sobre la incidencia del TDAH en la Comunidad Foral

   PAMPLONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un total de 3.028 escolares están diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) en los centros educativos navarros. Se trata de 2.260 chicos y de 768 chicas.

   El censo del Departamento de Educación del Gobierno foral refleja un incremento continuado en el número de estudiantes diagnosticados durante los últimos años. Únicamente en esta última legislatura, la cifra ha aumentado casi un 80 por ciento, pasando de los 1.708 alumnos en el curso 2011-2012, de los que 1.296 eran chicos y 412 chicas, a los 3.028 escolares de este curso 2014-2015.

   Este incremento ha ido de la mano de una mayor sensibilidad por parte de las familias y la comunidad educativa hacia este síndrome, que también se ha visto reflejada en el ámbito legal y académico, ha informado el Gobierno foral en una nota.

   Una de las últimas acciones ha sido la elaboración de un informe sobre el la incidencia del TDAH en la Comunidad foral, que es presentado esta tarde en Madrid, en el marco de una jornada organizada por el Consejo Escolar del Estado, por el presidente del Consejo navarro, Pedro González, y la profesora de la Universidad de Navarra y coautora del estudio, Raquel Artuch.

   En el ámbito legal destaca la inclusión de los estudiantes con TDAH entre el alumnado que necesita apoyo educativo específico, un reconocimiento que ha quedado plasmado al más alto nivel, en la LOMCE, a propuesta de Navarra.

   Ya en 2012, Educación publicó, en colaboración con las asociaciones TDAH de Navarra, una orden foral en la que se incluía al alumnado con este trastorno entre los estudiantes con necesidades específicas de apoyo educativo, así como una guía con pautas de actuación, que fue facilitada a todos los centros escolares. Además, se elaboró un protocolo de derivación y traspaso de información entre los departamentos de Salud y Educación.

   Estas iniciativas han ido acompañadas de acciones formativas, en las que han participado más de 3.000 docentes, así como de medidas para adaptar las pruebas de Selectividad y de acceso a ciclos profesionales a casi 500 estudiantes.