Un total de 65 médicos residentes en siete comunidades, en un curso de endoscopia ginecológica en el CHN

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Un total de 65 médicos residentes en siete comunidades, en un curso de endoscopia ginecológica en el CHN

Publicado 18/11/2016 15:51:55CET

PAMPLONA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total 65 médicos residentes procedentes de Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Logroño, Aragón y Navarra finalizan este viernes el II Curso avanzado de endoscopias para residentes de Ginecología, que se ha celebrado en el Complejo Hospitalario de Navarra (CHN).

El curso, promovido por Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y avalado por la Sociedad Europea de Endoscopia Ginecológica (ESGE), ha dado a los participantes la oportunidad de realizar prácticas quirúrgicas individuales en aparatos de simulación de intervenciones en la zona abdominal (pelvitrainers) traídos de Alemania para la celebración de estas sesiones.

Las endoscopias y laparoscopias son técnicas de exploración visual de una cavidad o conducto interior del cuerpo mediante herramientas ópticas que proporcionan información adicional a la que se puede obtener mediante el examen físico o pruebas como las ecografías o radiografías.

Además de ser una herramienta para el diagnóstico, las endoscopias permiten en la actualidad realizar la mayoría de las intervenciones quirúrgicas en ginecología. Su uso disminuye la cicatriz abdominal para operar y esto conlleva una mayor y mejor recuperación de las pacientes, además de ventajas estéticas, ha remarcado el Gobierno foral en un comunicado.

Los aparatos de simulación utilizados en el curso celebrado en el CHN han permitido reproducir las condiciones en las que se realizan operaciones ginecológicas como puede ser la retirada de pólipos, la extirpación de quistes, ligaduras de trompas o su seguimiento, desobstrucción de conductos y tratamiento de procesos cancerígenos en estadio inicial, entre otras patologías.

Se trata de cajas de cristal que simulan el abdomen de la paciente y permiten a los facultativos realizar operaciones de alta precisión a través de incisiones de 5 milímetros, desde las que intervienen ayudados de pinzas y otro tipo de material quirúrgico, gracias a la visualización de las imágenes internas de la zona que van recibiendo a través de un monitor. El sistema de entrenamiento permite mejorar la coordinación entre la vista y la manipulación manual.

El programa de tres días desarrollado en el CHN ha contado con un equipo docente de diez facultativos del Servicio de Ginecología y la SEGO, que han ofrecido clases teóricas sobre técnica endoscópica complementadas con sesiones de cirugía videotutelada.

Juan Carlos Muruzabal, jefe de sección del área de Ginecología Oncológica del CHN, se ha encargado de la coordinación de estas jornadas junto a Eva Recari, facultativa de la sección de Ginecología Orgánica.

"Con este curso pretendemos que nuestros alumnos aprendan, mantengan o mejoren su nivel de cirugía endoscópica mediante entrenamientos específicos de nivel avanzado exigidos por la especialización en la que centran su actividad asistencial, ya sea oncología, patología orgánica, suelo pélvico o reproducción. Son prácticas tuteladas que les han puesto en contacto con las últimas técnicas quirúrgicas y la tecnología necesaria para llevarla a cabo, una formación clave en su proceso para convertirse en cirujanos titulares", ha explicado Muruzabal.

El Complejo Hospitalario Navarra comenzó a realizar las primeras cirugías laparoscópicas (endoscopias centradas en el abdomen y órganos genitales internos) en los años 90, básicamente como ayuda diagnóstica en cuadros de dolor abdominal, para comprobar obstrucciones tubáricas en casos de infertilidad o realizar ligaduras de trompas.

En la actualidad, ha aumentado la complejidad y variedad de las intervenciones, que superan el millar anual y abarcan desde la realización de histerectomías (extirpación de útero) o extracciones de pólipos a tratamientos de patología oncológica (carcinoma de endometrio, cáncer de cuello uterino, carcomatosis peritoneales o cánceres de ovario en estadio inicial).

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies